1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Explosiones coordinadas dejan 43 muertos en Irak

Atentado contra una mezquita suní en la ciudad de Baquba se convierte en uno de los más letales en el último mes en ese convulsionado país asiático.

Iraqis gather at the scene of a bomb attack in Baqouba, northeast of Baghdad, Iraq, Friday, May 17, 2013. A bomb killed dozens of people at a Sunni mosque in central Iraq, hitting worshippers as they were emerging from Friday prayers, security officials said. The attack in Baqouba comes after two days of attacks, many in Shiite districts, left tens of people dead. Attacks against Sunni mosques have also been on the rise recently, raising fears that the country is slipping into a new round of sectarian violence. (AP Photo/Adem Hadei)

Irak Anschlag Bakuba

La explosión de dos bombas en una mezquita suní dejó al menos 43 muertos en Irak, en un nuevo episodio de violencia que sacude a ese convulsionado país de Asia. La primera de las explosiones se produjo cuando los fieles salían de su oración del viernes, y la segunda detonó cuando voluntarios y fuerzas de seguridad acudían al lugar a ayudar a los heridos.

El hecho ocurrió este viernes (17.05.2013) en Baquba, una localidad ubicada a unos 50 kilómetros al norte de Bagdad. Allí, un cochebomba estalló cuando los fieles salían del recinto tras realizar sus plegarias. La televisión local mostró imágenes de cuerpos tendidos fuera de la mezquita, así como zapatos diseminados y charcos de sangre.

Poco después vino una segunda detonación. "Fue a unos 30 metros de la primera. Cuando se produjo la primera, corrí a ayudarlos y explotó la segunda. Vi cuerpos volando y tenía esquirlas en el cuello", dijo Hashim Munjiz, estudiante universitario citado por la agencia de noticias Reuters. Los reportes hablan de una cincuentena de heridos.

Otros atentados

Si bien ningún grupo se atribuyó la responsabilidad del ataque, los insurgentes suníes y el ala local de al Qaeda, el Estado Islámico de Irak, han incrementado los atentados desde el comienzo del año para intentar provocar una confrontación a gran escala como la que costó la vida a decenas de miles de iraquíes en 2006-2007.

Las milicias islamistas, que combatieron contra los estadounidenses durante años tras la invasión de 2003, han dicho que están preparados en caso de que sea necesario volver a la guerra. Pero los insurgentes suníes en ocasiones atacan objetivos también suníes para provocar conflicto, incluyendo a líderes y políticos que se oponen a su agenda extremista.

En otro ataque, diez personas murieron y 32 resultaron heridas cuando una bomba estalló contra los asistentes a un funeral chiita en Maadan, al sur de Bagdad, informaron funcionarios de la seguridad. Otras siete personas murieron y 10 resultaron heridas al explotar un coche bomba en el funeral de un hermano de un diputado sunita en el área de Bayia, al oeste de Bagdad.

DZC (dpa, Reuters)

DW recomienda