1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Exit Deutschland

En el 2007 se cometieron cerca de 11.000 ataques de extrema derecha en Alemania. El proyecto Exit Deutschland presta apoyo a adolescentes que quieren abandonar este espectro.

default

Presión de ultraderecha.

Especialmente durante la adolescencia los jóvenes corren peligro de caer en contacto con grupos de ideología ultraderecha. Los padres muchas veces se dan cuenta demasiado tarde y se enfrentan entonces a una situación que los supera.

También existen casos en que los jóvenes vienen de hogares de ideologías extremista; alejarlos de este mundo resulta entonces aún más difícil.

El infierno de Pirvenau

Tanja Pirvenau es un ejemplo. Durante 20 años participó activamente en grupos de extrema derecha en los que ocupó cargos de liderazgo. Se encargaba de ganar adeptos, organizarlos, desarrollar estrategias para enfrentar la persecución policial hasta que en el 2002 decide abandonar la ultraderecha porque su ideología ya no respondía a sus convicciones personales ni era compatible con su trabajo.

Se dirigió al la Oficina alemana de Protección Constitucional y pidió apoyo. Las autoridades alemanas reaccionaron con rechazo, no querían involucrarse con una activista.

En su caso la decisión de alejarse de la esfera neonazi fue más difícil aún. No sólo ella quería darle la espalda, decidió así también por sus cinco hijos.

Una familia de neonazis

El exmarido, su madre, su padrastro siguen siendo miembros activos por lo que el proceso resulta complicado y largo.

Pirvenau intentó convencer a su esposo de abandonar con ella los círculos ultraderechistas. En respuesta enfrentó su ira, y el soborno del padrastro quien acompañó sus demandas a no abandonar y traicionar al grupo con muchos regalitos.

Pirvenau finalmente encuentra apoyo en la organización no gubernamental Exit Deutschland. Puesto que ya no se sentía segura en su hogar en Baja Sajonia y temía por la vida de sus hijos decidió abandonar la región con ayuda de esta organización. A su salida le siguió una verdadera caza de brujas que la ha obligado a mudarse en seis ocasiones en los últimos tres años.

Aunque la presión ha disminuido no le revela a nadie su nueva dirección y los lentes de sol y un sombrero son sus eternos acompañantes para protegerse de miradas indiscretas. Más que la traición de Pirvenau, el grupo de ultraderecha lamenta la pérdida de los cinco vástagos.

Oídos atentos

El director de Exit Deutschland, Dirk Borstel, explica que la presión que pueden hacer estos grupos ideologizados es impresionante, especialmente sobre los adolescentes. Por lo mismo exhorta a los padres de familia a poner atención. Banalidades como la música que escuchan sus hijos son reveladoras. Si comienzan a escuchar música de tendencia extremista es hora de actuar, indica.

En Exit Deutschland se se buscan soluciones individuales. En casos extremos prestan incluso apoyo financiero con el fin de que los que han decidido darle la espalda al espectro ultraderechista puedan finalizar el proceso con éxito.

DW recomienda

Enlaces externos