1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Exigen desde la SEGIB el fin de la violencia contra mujeres

La Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) anunció hoy que iluminará su sede de color naranja la próxima noche para exigir el fin de la violencia contra las mujeres y las niñas de todo el mundo.

Rebeca Grünspan, secretaria general de la SEGIB.

Rebeca Grünspan, secretaria general de la SEGIB.

La Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) anunció hoy que iluminará su sede de color naranja la próxima noche para exigir el fin de la violencia contra las mujeres y las niñas de todo el mundo y, en particular, la sufrida por las iberoamericanas.

En una acción coordinada con todos los Organismos Iberoamericanos, la SEGIB iluminará de color naranja su sede en una céntrica avenida de Madrid la noche del 24 al 25 de noviembre, para transmitir un "no" a la violencia de género y teñirá también de naranja sus redes sociales y su página en internet.

Según una nota del organismo iberoamericano cada año las Naciones Unidas convocan a una acción global para aumentar la sensibilización sobre la violencia de género y se adopta el color naranja como elemento de visibilidad.

"Además de nuestro trabajo por la igualdad de género en Iberoamérica, decidimos trabajar juntos para apoyar la campaña (de la ONU, llamada "Únete") para recordar que el derecho a vivir una vida libre de violencia se les niega a diario a millones de niñas y mujeres alrededor del mundo", señaló en la nota la secretaria general de la SEGIB, Rebeca Grynspan.

Sólo en América Latina y el Caribe "entre una cuarta parte y la mitad de las mujeres ha sido víctima de violencia por parte de su compañero íntimo. Esto debe acabar", agregó Grynspan.

Gracias al impulso de la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas, y con el apoyo del Fondo Indígena, también se iluminarán edificios emblemáticos de capitales iberoamericanas como Brasilia, Montevideo, Caracas, Santo Domingo, La Paz, Quito, Lisboa, Ciudad de Panamá, Ciudad de Mexico, Bogotá, Buenos Aires, Asunción y Madrid.

De ese modo se pretende mandar un mensaje contundente de rechazo a la violencia de género desde toda Iberoamérica. (efe)