1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ex directivos Siemens niegan complicidad en caso de sobornos

El ex director de Finanzas del grupo tecnológico alemán Siemens Heinz-Joachim Neubürger y el anterior CEO de la división de comunicación Com Lothar Pauly negaron su complicidad en el caso de corrupción y sobornos que azota a la compañía, señaló hoy la fiscal del caso ante el tribunal.

A principios de 2007, Pauly aseguró ante la fiscalía de Múnich, encargada del caso, no saber nada de la existencia de cajas negras para el pago de sobornos en el extranjero, aseguró ante la Audiencia Provincial de Múnich la fiscal Hildegard Bäumler-Hösl.

Por su parte, Neubürger indicó que recibió informaciones al respecto, pero ordenó poner en orden todas las ilegalidades. Sin embargo y según sus declaraciones a la Fiscalía, el ex directivo no se encargó de comprobar si se cumplían sus disposiciones, agregó la fiscal.

Ni Pauly ni Neubürger se presentaron hoy ante la Audiencia Provincial de Múnich, en la que desde mayo se celebra el primer juicio en relación con el caso de presuntos sobornos que desde hace más de un año y medio salpica a Siemens, empresa insignia en Alemania.

El juicio se dirige contra el acusado Reinhard S., ex presidente de la sección de telefonía fija deSiemens ICN, quien ya admitió al iniciarse el proceso haber instrumentado un sistema de cajas negras y pago oculto de comisiones mediante contratos de asesoría simulados. S. afronta cargos por 58 supuestos casos de fraude.

De particular interés en el caso Siemens es determinar cuántos de los principales ejecutivos de la empresa estaban al tanto del sistema de cajas negras. Como muchos otros testigos, Reinhard S. aseguró que sus superiores lo conocían perfectamente.

Posiblemente, mañana jueves la fiscalía y la defensa presentarán sus alegatos finales y una posible fecha para la emisión del veredicto es el 28 de julio.

La Justicia alemana investiga a unas 300 personas por el escándalo de los presuntos sobornos pagados a nivel internacional por Siemens, con pagos ilegales por unos 1.300 millones de euros (cerca de 2.000 millones de dólares) destinados a obtener o acelerar contratos fuera de Alemania. (dpa)