Ex abogado de la Casa Blanca exhorta a Trump a tener más sensatez en sus declaraciones públicas | El Mundo | DW | 08.02.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ex abogado de la Casa Blanca exhorta a Trump a tener más sensatez en sus declaraciones públicas

Donald Trump debe cuidar lo que dice públicamente para evitar traspiés de graves consecuencias, señaló el abogado Richard Painter, ex asesor de ética de George W. Bush. También comparó a ambos presidentes republicanos.

DW: Donald Trump ha dejado la administración de sus negiocios fideicomiso a sus hijos. Un abogado del presidente indicó que la compañía no hará negocios internaciones durante su mandato presidencial y que los que efectúe en el país serán  examinados rigurosamente por un asesor de ética neutral. ¿Qué hay de malo con ese plan?

Richard Painter: El presidente todavía es dueño de su empresa, lo que implica que todas las ganancias del negocio representan un beneficio financiero para él. Si este dinero proviene de gobiernos extranjeros, bancos de gobiernos extranjeros o fondos soberanos de inversión, habría una violación de la Constitución de los Estados Unidos, ya que esta prohíbe a cualquier funcionario público, incluyendo el presidente, recibir beneficios económicos de gobiernos extranjeros.

El dinero que recibe el imperio empresarial de Trump de fuentes privadas también crea conflictos de interés serios. Estamos sumamente preocupados por las inversiones que tiene el presidente en todo el mundo y creemos firmemente que debe separarse por completo de los intereses de la empresa.

Usted y otros abogados destacados, y la organización Ciudadanos para la Ética y Responsabilidad han demandado al presidente bajo la "clausula de emolumentos”, que prohíbe a funcionarios públicos de alto rango recibir regalos o dinero de un país extranjero. Esta demanda ocurrió varios días después de la inauguración. ¿Cómo se encuentra actualmente la demanda?

Pedimos al juez que examine los pagos de gobiernos extranjeros a la empresa de Trump para determinar cuáles están permitidos y cuáles no, según la ley. La demanda fue presentada y ahora le toca al juez determinar los próximos procedimientos y cuándo tomará la decisión. Ya está fuera de nuestras manos.

Mientras que muchos expertos legales están de acuerdo con sus argumentos, otros dicen que ustedes no poseen fundamento jurídico para ganar el caso, ya que no han sido personalmente afectados y perjudicados. ¿Qué responde?

Las cortes federales del área de Nueva York, donde presentamos la demanda, han estado dispuestas a dar lugar a demandas de organizaciones como la nuestra, que han sido afectadas por la conducta inconstitucional de funcionarios públicos.  Al final, es posible que la Suprema Corte termine evaluando el caso.

La otra alternativa sería que la Cámara de Representantes del Congreso lleve a cabo una audiencia e investigue los fondos que reciba el presidente de gobiernos extranjeros, y luego tome una decisión sobre el asunto. El problema es que ese es un proceso político que con seguridad tendría lugar si el partido demócrata llegara a tener control del órgano parlamentario. Y esto podría llevar a una destitución del cargo, una crisis constitucional, lo cual puede evitarse si las cortes pueden decidir en el caso de una manera neutral.

Se ha dicho mucho sobre la XXV enmienda constitucional  y que esta puede ser una posibilidad para remover a Donald Trump del cargo sin una destitución parlamentaria. ¿Considera usted esta opción realista?

 El abogado Richard Painter.

El abogado Richard Painter.

La XXV enmienda se utiliza en situaciones cuando el presidente esta incapacitado, no cuando está actuando de manera ilegal. Se utiliza en caso de una incapacitación física o de salud mental. Actualmente, lo que puedo decir es que el Presidente Trump debe ser más cuidadoso en sus declaraciones públicas. No considero que haya evidencia para alegar que el presidente no tenga capacidad mental o física de llevar a cabo sus deberes presidenciales, pero si creo que debe tener una manera más equilibrada y cuidadosa para comunicarse con el público.

Usted trabajó como asesor de ética del expresidente George W. Bush. ¿Puede brevemente comparar el manejo de temas de ética del expresidente Bush con el del presidente Trump?

El expresidente Bush insistió en dar un buen ejemplo a todos sus empleados y como todo presidente, se aseguró de no tener ningún conflicto de interés financiero durante su cargo. El presidente no está por sobre la ley, y esto es algo que el ex presidente Bush creía firmemente. En ese sentido el expresidente Bush era muy diferente.

El ex presidente también creía firmemente en que nuestro país debe acoger a personas de todas las razas y religiones. Luego de los atentados del 11 de septiembre dejó bien claro que Estados Unidos no estaba en guerra con el islam, y que debíamos dar la bienvenida a los musulmanes a nuestro país.

Richard Painter es profesor de derecho en la Universidad de Minesota. Desde el 2005 hasta el 2007 se desempeñó como asesor principal de ética del Presidente George W. Bush.

La entrevista fue llevada a cabo por Michael Knigge.

DW recomienda