Evo Morales llama a “defender la democracia” en Bolivia | América Latina | DW | 16.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Evo Morales llama a “defender la democracia” en Bolivia

Protesta obrera que exige cambios en el sistema de pensiones se extiende ya por doce días, situación que preocupa al presidente de ese país sudamericano.

Una protesta encabezada por le Central Obrera Boliviana (COB), liderada por el minero Juan Carlos Trrujillo, tiene en aprietos al Gobierno de Evo Morales. Los alzados exigen cambios en la ley de pensiones y, pese a los intentos del régimen por negociar, ha sido imposible dialogar por los cortes de rutas y movilizaciones callejeras.

Los sindicatos obreros exigen una jubilación con el pago de un 100 por ciento del promedio de los últimos doce ingresos. El Gobierno accedió a ofrecer cifras cercanas a la mitad de lo solicitado. “No hay otro margen de negociación” dijo Morales hace unos días, lo que enfureció a los manifestantes, que aumentaron las protestas.

Este jueves (16.05.2013), el presidente Morales llamó a sus seguidores a defender la democracia en el país, que a su juicio está amenazada por agitadores infiltrados en los sindicatos. El llamado, realizado desde el Palacio Quemado, sorprendió a los sindicalistas, que se manifiestan desde hace cuatro días en las mismas calles de La Paz.

“Ya no es reivindicación”

“Convoco a compañeras y compañeros a defender primero la democracia, y si somos de este proceso, defender este proceso de cambio para todos los bolivianos y bolivianas. A organizarnos y movilizarnos”, arengó el mandatario. “Ya no es una reivindicación de corte social, sino una acción política”, afirmó Morales, en referencia a las movilizaciones.

Esto, pese a que la influyente Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) presentó este jueves una propuesta flexible al aceptar una rebaja en sus peticiones. “Ahora se flexibilizó nuestra posición”, precisó Edgar Mejía Quispe, secretario de conflictos. Uno de los reclamos de los sindicatos es que los militares retirados sí cobran el 100 por ciento de lo que ganaban como trabajadores activos.

Para Morales es peligroso que los manifestantes “pidan a gritos amotinamiento de la policía para que haya golpe (de Estado)”. La huelga general con corte de rutas en el occidente y oriente de Bolivia provocó la destrucción de un puente en la carretera que une La Paz y Cochabamba por la explosión de una carga de dinamita activada por trabajadores de la mina Huanuni, el mayor yacimiento de estaño de Bolivia.

DZC (dpa, Europa Press)

DW recomienda