1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Evo Morales alerta ante la ONU sobre futura escasez de agua

El mandatario boliviano compareció ante la ONU sobre los temás del agua y los océanos, donde también fue blanco de críticas por parte del gobierno chileno a raiz de su discurso de apertura.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, presidió este martes (06.06.2017) una sesión sobre aguas transfronterizas del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, donde alertó que hasta 2025 dos tercios de la población mundial vivirán con escasez de agua.

Morales subrayó que en la actualidad más de 800 millones de personas carecen de acceso al agua potable y más de 2.500 millones de personas no tienen acceso a saneamiento básico.

"Según la ONU cada día mueren entre 800 y 1.000 niños menores de cinco años por enfermedades relacionadas con la falta de acceso a agua potable y saneamiento", agregó.

Por iniciativa de Bolivia en 2010, el agua fue declarada por la ONU como "un derecho humano". El presidente boliviano recordó que desde 1947 a la fecha se produjeron unos 37 conflictos entre Estados relacionados al agua.

Los representantes de la comunidad internacional se reúnen esta semana en Nueva York en el marco de la primera conferencia mundial de la ONU sobre los océanos.

Bolivia presidirá este mes el Consejo de Seguridad y ocupa por tercera vez uno de los diez puestos no permanentes hasta diciembre de 2018. El país andino ya fue parte del organismo en los períodos 1964-1965 y 1978-1979.

Chile crítica declaraciones de Morales 

El gobierno chileno emitió críticas al discurso que pronunció el mandatario boliviano el lunes en la apertura de la conferencia, acusando a Bolivia de usar la principal tribuna de la ONU para plantear un tema bilateral, su demanda de un acceso al mar, y "politizar" una conferencia en la que se buscan respuestas globales para desafíos medioambientales.

Morales había aprovechado la ocasión para quejarse por el "injusto enclaustramiento" que tiene su país por carecer de un acceso al mar, que perdió durante la Guerra del Pacífico (1879-1883), cerrada con los acuerdos fijados en el tratado de paz de 1904.

Por su parte, el Gobierno de Bolivia respondió criticando la "hostilidad" del Ejecutivo de Chile. En declaraciones a la radio estatal, el ministro boliviano René Martínez señaló que la reacción de Chile "obedece más a un interés político" que pone en evidencia la "radicalidad permanente" y "hostilidad recurrente" del canciller chileno, Heraldo Muñoz, "por la proximidad de las elecciones nacionales" en Chile.

La ministra de Comunicación, Gisela López, defendió que el mandatario boliviano puso primero en contexto la situación de la "Madre Tierra" y la utilidad de los océanos para luego plantear "la realidad boliviana del enclaustramiento y las consecuencias económicas que trae".

"Eso provoca una reacción furibunda, sin argumentos, una reacción bien política y coyuntural electoral de lo que atraviesa Chile", dijo la ministra a los medios.

En 2013, el Gobierno de Morales presentó una demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya en busca de un fallo que obligue a Chile a negociar una solución firme y concreta al reclamo boliviano de la restitución de su acceso al mar.

JCG (EFE, dpa)

DW recomienda