1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

“Eurorebeldes” ponen en peligro el rescate de Grecia

Trece Estados de la Eurozona han aprobado la ampliación del fondo de rescate para países comunitarios con crisis fiscales, pero se teme que los “eurorebeldes” de Eslovaquia voten en contra de la moción en octubre.

default

Grecia es la manzana de la discordia en el Gobierno de coalición eslovaco.

Aunque los Parlamentos de Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia y Luxemburgo han votado uno tras otro a favor de la ampliación del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF), nadie se atreve a dar por sentado que la moción será aprobada unánimemente en la Eurozona. Los legisladores todavía están por orear sus “sí”, sus “no” o sus abstenciones en cuatro de los diecisiete países que adoptaron el euro como moneda oficial: Eslovaquia, Holanda, Malta y Portugal.
 
Según un reporte publicado este domingo (2.10.2011) por el diario alemán Die Welt, los defensores de incrementar los auxilios económicos para apuntalar las finanzas del Estado griego están contando con el apoyo mayoritario de los diputados holandeses, malteses y portugueses, pero no con el de los eslovacos. Cediendo a la presión de varios líderes comunitarios, la primera ministra de Eslovaquia, Iveta Radicova, y sus partidarios han asumido una posición favorable a esa medida, pero se teme que sus votos no alcancen para legitimarla a mediados de octubre.
 
Eslovaquia atiza el miedo de cara al futuro del euro
 
Neue Slowakische Ministerpräsidentin Iveta Radicova

Iveta Radicova, primera ministra de Eslovaquia.

Y es que, además de la oposición, también uno de los socios minoritarios del Gobierno de coalición en Eslovaquia –el partido neoliberal Libertad y Solidaridad– se niega a darle luz verde al plan de rescate de Bruselas. Esto hace temblar las bases de la administración Radicova y atiza el miedo de cara al futuro del euro. “El triunfo del ‘no’ en Bratislava desataría discusiones en otras capitales europeas sobre sus respectivos aportes al FEEF”, comentaba Guntram Wolff, director interino del think tank bruselense Bruegel, en Die Welt.

 
“Otros países podrían retractarse de su participación en el fondo de rescate europeo”, agregaba Wolff, explicando que los parlamentarios de la mayoría de los países del bloque habían aprobado la ampliación del paquete de ayudas a Grecia a pesar de sus propias dudas, confiando en que un talante “razonable” predominaría entre los políticos de otros Estados que aún estaban por decidir en torno a esta materia. Finlandia, por ejemplo, amenazó con retirar su respaldo a Grecia si no se cumplían sus condiciones.
 
¿Se retractará Finlandia de apoyar a Grecia?
 
Parlament in Helsinki Finnland

El Parlamento finlandés todavía puede retirar su apoyo a Grecia.

El 29 de agosto, el Gobierno de Helsinki dejó claro que sus contribuciones al FEEF dependerían de que Atenas le diera garantías de pago confiables y propuso que los activos estatales de Grecia fueran transferidos a territorio luxemburgués, a las arcas de una compañía que los retendría como aval de los nuevos préstamos. Austria, Eslovaquia, Eslovenia y Holanda hicieron exigencias similares al conocer las condiciones impuestas por Finlandia, obstaculizando en lugar de facilitar la misión de salvar al Estado griego de una cesación de pagos.

 
En otras palabras, el visto bueno que se le ha dado en algunos Parlamentos comunitarios a la ampliación del fondo de rescate europeo no siempre ha sido un espaldarazo incondicional ni ha estado libre de escepticismo. Este lunes (3.10.2011), los ministros de Finanzas de la zona euro deberán reunirse en Luxemburgo para discutir los detalles de la reforma del FEEF y sopesar si la demanda finlandesa de garantías extraordinarias es viable. Allegados al Eurogrupo sostienen que este punto de la agenda está por resolverse.
 
Richard Sulik, un “eurorebelde” prominente
 
Richard Sulik

Richard Sulik, presidente del Parlamento eslovaco y prominente “eurorebelde”.

Sin embargo, el tema de la garantía de los préstamos a Grecia no podría importarle menos a Richard Sulik, presidente del Parlamento eslovaco y jefe del partido Libertad y Solidaridad. Sus argumentos contra el fondo de rescate europeo –expuestos en un panfleto de veinte páginas que envió a los legisladores de todo el bloque comunitario– son más llanos y, quizás por eso, son compartidos hasta por sectores de la población eslovaca que nada tienen que ver con el perfil neoliberal de este político.

 
El periódico Die Welt lo cita de la siguiente manera: “A quienes tienen un buen desempeño económico se les quita y a quienes son incapaces de administrar su presupuesto se les da. Así funcionaban las cosas bajo el régimen socialista y de eso hemos tenido suficiente tras cuarenta años de lo mismo”. Siendo Eslovaquia el país más pobre de la Eurozona, es “perverso” que ahora se le inste a pagar para sacar a Grecia del atolladero, agregaba Sulik, admitiendo ser enemigo de la Unión Europea entendida como bloque de transferencia financiera con políticas fiscales y económicas monolíticas.
 
Autor: Evan Romero-Castillo
Editora: Claudia Herrera-Pahl

DW recomienda