1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Europa se reorienta hacia el crecimiento

En Europa, las recetas de austeridad parecen no funcionar y se vuelve a hablar de impulsar el crecimiento económico. Pero, ¿de qué tipo de crecimiento se habla? ¿Y cuáles son las medidas necesarias?

El 23 de mayo se realizará una cumbre extraordinaria de la UE.

El 23 de mayo se realizará una cumbre extraordinaria de la UE.


En varios países del sur de la Unión Europea la economía se contrae y el desempleo va en aumento. Los gobiernos recortan sus gastos y llevan cabo diversas medidas de austeridad para sanear el déficit con la premisa de mantener la moneda común, el euro. Sin embargo, el recientemente electo presidente de Francia, François Hollande, criticó los ajustes, prometió un programa de recuperación económica y dijo que solo ratificará el pacto fiscal europeo si se lo complementa con un pacto de crecimiento. La canciller alemana, Angela Merkel, también favorece ahora un pacto de crecimiento. Y el presidente de la Comisión de la UE, José Manuel Barroso, dijo que “para hacer posible el crecimiento se necesita un presupuesto consolidado, reformas e inversiones”. ¿Qué implica este nuevo discurso de crecimiento para la eurozona en estos momentos?

Proyecto de bonos podría impulsar la economía

Francois Hollande y Angela Merkel: dos puntos de vista distintos. ¿Lograrán ponerse de acuerdo?

Francois Hollande y Angela Merkel: dos puntos de vista distintos. ¿Lograrán ponerse de acuerdo?

La Comisión Europea ya había propuesto hace algunos meses la creación de bonos conjuntos para financiar proyectos especiales en el área energética. Barroso dijo hace unos días ante los alumnos de la Universidad de Florencia que con esos bonos “se podrá movilizar el capital privado para lleva a cabo importantes inversiones estratégicas” y que “se planea trabajar conjuntamente con los bancos europeos de inversiones”.

Y François Hollande puso asimismo el tema de los bonos conjuntos sobre la mesa durante su campaña electoral. Pero Angela Merkel ve la admisión de esos bonos solo al final del camino. También el presidente del Parlamento Europeo, el socialdemócrata Martin Schulz, está a favor de un plan europeo de crecimiento económico. Se espera un debate a fondo el próximo 23 de mayo, en una cumbre extraordinaria de la UE en la que participará por primera vez François Hollande.

El sur debe ahorrar y el norte debe consumir más

Guntram B. Wolff, del thinktank Bruegel, de Bruselas.

Guntram B. Wolff, del thinktank Bruegel, de Bruselas.

Según el economista Guntram Wolff, del Instituto de Investigación “Bruegel”, de Bruselas, los países de la zona euro no podrán evitar tener que ahorrar para consolidar sus presupuestos. “Lo que tenemos que entender”, dijo Wolff a Deutsche Welle, “es que es necesario realizar reformas de fondo en la eurozona. El sur de Europa se debe adaptar a una nueva estructura, y el norte de Europa también. La cuestión es cómo hacer que esos procesos de adaptación tengan éxito”, plantea el experto.

Sobre todo el sur del viejo continente deberá cumplir con estrictas medidas de ahorro, dijo Wolff. Y, al mismo tiempo, el norte tendrá que consumir más. “Creo que hemos recibido señales alentadoras del ministro alemán de Hacienda, Wolfgang Schäuble, quien invitó a la patronal a traducir la cómoda situación del mercado laboral en Alemania en un aumento de salarios. Si eso se concreta, aumentará la demanda. Necesitaremos mejores ingresos y menos ahorro en el norte para evitar una recesión en toda la eurozona”, asegura Guntram Wolff.

No al crédito para impulsar la economía

José Manuel Barroso y Martin Schulz. (Foto de archivo).

José Manuel Barroso y Martin Schulz. (Foto de archivo).

El presidente de la Asociación de la Banca Alemana, Michael Kemmer, considera recomendable impulsar las inversiones privadas y públicas en Europa. Pero, aclara, es conveniente pensar bien cómo hacerlo. “Lo que no tiene ningún sentido son las medidas de corto alcance, como los créditos para estimular el gasto. Eso solo produciría un repunte temporal de la economía y, por el otro lado, provocaría mucha intranquilidad entre los inversores que planean colocar su dinero en la eurozona”, dijo Michael Kemmer a la emisora Deutschlandfunk. Kemmer piensa que los programas de crecimiento solo pueden financiarse a través de nuevos créditos. Es decir, que la idea de dar impulso a la coyuntura no es errada, pero hay que elaborar una buena estrategia para llevarla a la práctica.

Inestabilidad del sector bancario provoca incertidumbre

Un gran obstáculo para las inversiones y un “veneno para el crecimiento” es, según el economista Guntram Wolff, la crisis incipiente pero dañina por la que están pasando los bancos europeos. “Hay que tener en cuenta que aún no contamos con un organismo de coordinación político-económica lo suficientemente fuerte. Y especialmente los bancos la necesitan”, subrayó Wolff.

Y añadió que “se necesita un organismo de supervisión conjunta de los bancos europeos que sea capaz de intervenir cuando haya dificultades en el sistema bancario en cualquier lugar de Europa.” En tanto ese aspecto no se haya regulado, volverá a haber inestabilidad, y los mercados financieros continuarían poniendo a prueba a la eurozona.

“Concretar en lugar de discutir”

Las medidas que Europa debería tomar para apuntalar la economía figuran en la “Agenda 2020” de la Comisión Europea. El paquete de medidas ya fue aprobado por los jefes de Estado y de Gobierno de la UE en 2011, y ratificado nuevamente en marzo de este año. El presidente de la Comisión de la UE, José Manuel Barroso, sigue exigiendo que se apliquen rápidamente las resoluciones a nivel nacional. Según él, algunos países se están tomando demasiado tiempo, por ejemplo, para crear un mercado interno conjunto de comercio en internet. Y dice que en lugar de discutir lo que hay que hacer es simplemente concretar las medidas, ya que los instrumentos están a la mano.

Autor: Bernd Riegert/ Cristina Papaleo
Editora: Emilia Rojas

DW recomienda