1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

"Europa pierde una gran oportunidad"

La prensa editorializa sobre los sucesos en Egipto y advierte sobre la posibilidad que pierde Europa, al no actuar con decisión, de contribuir a la democratización de los países árabes.

default

''Libertad'', dice la pancarta que sostiene una manifestante egipcia.


Die Presse, de Viena: “Europa tendría todas las posibilidades de ejercer más influencia en Medio Oriente. La mayoría de los países árabes -y también Israel- dependen económicamente en gran medida de la Unión Europea. Pero, cuando aumentan las exigencias en cuanto a política exterior, los intereses y veleidades nacionales siguen pesando más. Entonces, en lugar de actuar decididamente y en conjunto, las partes rivalizan entre sí. Así es que los europeos imitan sin reflexionar lo que hacen los EE. UU. (…) Es posible que, debido a eso, se pierda una oportunidad que se da una vez en cien años, la oportunidad de democratizar una región que se creía olvidada por la historia. Pero, en lugar de actuar, Europa, que sufre más que nadie las consecuencias inmediatas de todos los cambios que se producen en sus vecinos del sur, observa todo de brazos cruzados.”


"Mubarak debería encarnar la sabiduría egipcia e irse"


Le Monde, de París: “El jefe de Estado egipcio debe irse. Y cuanto antes, mejor. Mubarak personifica todo lo que hace que su régimen se haya vuelto intolerable para cada vez más egipcios. Es una autocracia brutal, un sistema político cerrado y capitalista que beneficia sólo a los amigos del régimen. El escenario que parece perfilarse es el esbozado por los EE. UU.: un gobierno de transición dirigido por el vicepresidente, Omar Suleiman, y compuesto por todas las agrupaciones opositoras, desde los Hermanos Musulmanes hasta la izquierda laica, elabora una reforma de la Constitución para organizar elecciones libres en un lapso de seis meses. El jefe de Estado debe posibilitar este proceso, y, al final de su vida, debería encarnar la sabiduría que caracteriza a su pueblo.”

"EE. UU. debería disculparse"

The Independent, de Londres: “Hasta ahora, las señales enviadas por Washington carecieron irremediablemente de homogeneidad. Al principio, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, exigió un traspaso ordenado del poder. Pero ahora, el enviado especial de EE. UU. a Egipto, Frank Wisner, dice que el rol de Mubarak sigue siendo decisivo. Wisner, un ex embajador en Egipto, es hoy empleado de un grupo lobiísta de abogados que trabaja para el régimen de Mubarak y para las familias y empresas que detentan el poder en ese país. Los EE. UU. deberían disculparse de haber enviado a alguien con tales antecedentes a El Cairo. Si no lo hacen, los egipcios podrían llegar a la conclusión de que el Gobierno de Obama, a pesar de sus discursos sobre libertad y democracia, no está de su lado.”

"Respetar la revolución, pero no atizarla"

Corriere della Sera, de Milán: “Una revolución mantiene al mundo en vilo. (…) No hay confusión posible: lo que está sucediendo en El Cairo es una revolución. Un levantamiento popular que derroca a un régimen despótico es lo que se conoce como una revolución. Sin embargo, revolución y libertad no significan necesariamente democracia y protección de las minorías, igualdad de oportunidades y buenas relaciones con los países vecinos. Todo esto es lo que aún se debe conquistar. Por tanto, debemos respetar la ‘revolución árabe', pero no atizarla, ya que a Egipto aún le esperan riesgos y peligros mayores, y no hay garantía para el futuro.”

CP/dpa

Editora: Emilia Rojas-Sasse

DW recomienda