1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Europa espera no perder a Serbia

Desde el sábado pasado, Serbia sabe que tendrá que votar con anticipación. El 11 de mayo habrá elecciones, tras la ruptura de la coalición de gobierno. Europa espera que en ellas el país no renuncie a la vía comunitaria.

default

Frank-Walter Steinmeier opina que el futuro de Serbia no sigue más camino que el europeo.

Que la independencia de Kosovo iba a traer consecuencias se sabía ya desde antes de que Pristina decidiera dar el paso. No todos los países miembros de la Unión Europea estaban de acuerdo sobre si se debía o no reconocer como Estado a esta región separada de Serbia. Y la UE no logró más que una declaración en la que se indicaba que cada cual haría lo que considerase conveniente.

Alltag in der serbischen Provinz Kosovo

Kosovo está considerado clave para la cultura serbia.

Lo que Alemania, Francia, Gran Bretaña y otros 16 países consideraron conveniente fue aceptar la segregación de la provincia. España, Grecia y tres más optaron por lo contario. Serbia se niega rotundamente acceder al recorte de su territorio. Y Serbia tiene negociaciones abiertas con la Unión para su adhesión a las estructuras comunitarias. Liado el lío, estaba claro deshacer la madeja iba a requerir más de un corte de tijera.

El sábado pasado, el primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, anunció la disolución del Ejecutivo y elecciones anticipadas para el 11 de mayo. “Este es el final de nuestro Gobierno”, declaró. El motivo de la discordia: la postura a adoptar hacia la UE. Kostunica y los suyos exigen la ruptura de las conversaciones sobre el ingreso como señal de protesta. Los ministros pro occidentales, con el presidente Boris Tadic a la cabeza, tratan de no mezclar la cuestión de Kosovo con la adhesión y apuestan por seguir aspirando a la asociación.

La UE apuesta ahora por que el partido del presidente Tadic consiga imponerse en los próximos comicios, y por evitar que el claro posicionamiento de Rusia en contra de la independencia de Kosovo no aleje a Serbia de Bruselas para acercarla a Moscú.

El camino europeo

Serbien Wahlen Ministerpräsident Vojislav Kostunica in Beograd

Vojislav Kostunica, primer ministro serbio.

“Sinceramente, no creo que exista otra alternativa”, opina Frank-Walter Steinmeier, el ministro de Exteriores alemán. Se refiere al curso pro europeo de Serbia. “Espero que con las elecciones parlamentarias, la mayoría de los serbios demuestre que, incluso en esta difícil situación, prefiere seguir por el camino europeo”.

Pero que los deseos del diplomático germano y de sus colegas del resto de la Unión vayan a verse realizados puede incluso calificarse de dudoso. Difícilmente conseguirá uno de los partidos serbios gobernar en solitario. La independencia de Kosovo y la postura europea han sumido a Serbia en la indignación. El propio Tadic se declara contrario a la secesión de esta región, considerada crucial para la cultura serbia.

Tensión para la campaña

Serbien Verbranntes Autowrack vor U.S. Botschaft in Belgrad

Incidentes en Belgrado tras la declaración de independencia de Kosovo.

Como contrapartida, la UE ha ofrecido a Belgrado amplias ofertas de cooperación y estaría dispuesta a firmar un Acuerdo de Asociación y Estabilización, paso previo a la adhesión, pese a que sigue libre el presunto criminal de guerra Radko Mladic, cosa impensable hasta hace unos meses.

Eso es todo lo que la comunidad está planea hacer, por lo menos hasta después de los comicios, para reconciliarse con los serbios, dice Steinmeier. “Me temo que la campaña estará plagada de manifestaciones nacionalistas y de una tensión en aumento”, comenta el ministro alemán.

¿Los kosovares también votan?

Straßenverkehr in Pristina, Kosovo

Pristina recibirá apoyo de juristas y policías europeos.

Y por si esto fuera poco, se mantiene el problema del norte kosovar: abitado mayormente por serbios que se niegan a todo tipo de colaboración con Pristina. “Esta población no debe participar en las elecciones”, reclama Steinmeier, “porque ahora forma parte de Kosovo y no de Serbia”. Sin embargo, Belgrado considera que todo Kosovo tiene derecho a votar ya que para ellos la provincia nunca ha dejado de componer el sur de su territorio.

Mientras tanto, los primeros 20 funcionarios de la misión compuesta por policías y juristas con la que la UE apoya a Kosovo han aterrizado en la región. Según lo previsto, el contingente aumentará durante los próximos cuatro meses hasta llegar a 1.800 profesionales que disolverán la actual administración dirigida por Naciones Unidas.

DW recomienda