1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Europa apoya retorno de Cuba a la OEA

Europa recibió con beneplácito la oferta de retorno que la OEA hizo a Cuba, pero la isla ha rechazado tajantemente esa posibilidad.

default

Logo de la OEA, con la bandera de Cuba.

La readmisión de Cuba es una "noticia positiva", que va en la dirección que está siguiendo la Unión Europea, dijo hoy (04.06.2009) en Berlín el ministro español de Relaciones Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

Steinmeier bei Moratinos in Madrid

Miguel Angel Moratinos (dcha.) y Frank-Walter Steinmeier.

La resolución para derogar la sanción por la que en 1962 la isla fue expulsada de la OEA por su filiación comunista, "se enmarca en la política europea", agregó tras entrevistarse con su homólogo alemán, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier.

Moratinos, que hoy visitó a su homólogo alemán en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores en Berlín, agregó que Europa está dando pasos en la misma dirección desde hace dos años y ésa es "la vía por la que ha de seguir".

Cuba rechaza retorno a “organización tenebrosa”

Cuba reiteró el jueves en el ínterin, a través de un alto cargo gubernamental, su rechazo a retornar a la Organización de Estados Americanos (OEA), declinando la invitación de la organización aprobada por unanimidad el miércoles y que terminó con 47 años de marginación de la isla comunista de esa organización.

En el programa cubano de televisión Mesa Redonda se había leído ya anteriormente una declaración en la que en principio se aplaudió la decisión de la OEA, a pesar de calificarse simultáneamente a la organización de tenebrosa: "Cuba no lo ha pedido, no quiere regresar a la OEA llena de una historia tenebrosa y entreguista, pero reconoce el valor político, el simbolismo y la rebeldía que entraña esta decisión impulsada por los gobiernos populares de América Latina", dijo el presentador.

El ex presidente cubano Fidel Castro ha dicho repetidamente en el pasado que Cuba no abriga ninguna intención de volver a la OEA, a la que considera un instrumento de dominación de Estados Unidos que debe simplemente desaparecer.

No obstante, aliados clave de Cuba, como el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a pesar de respaldar esa visión, participaron activamente en las negociaciones para derogar la resolución. También Bolivia, Nicaragua y Honduras se mostraron complacidos con la resolución y dijeron que fue posible por la llegada de Obama a la Casa Blanca.

Aprobación con democracia y derechos humanos

La resolución en Honduras fue sorpresiva, porque hasta el martes por la noche los cancilleres del continente no se habían puesto de acuerdo en relación con el texto, mientras Estados Unidos buscaba incluir condiciones sobre democracia y derechos humanos para votar por la anulación de la vieja resolución.

Sobre el repentino cambio que llevó a anular la resolución en la mañana del miércoles, cuando hasta el martes las negociaciones estaban trabadas, Daniel Restrepo, asesor principal sobre asuntos hemisféricos de Barack Obama, sugirió que la razón fue que los aliados de Cuba cedieron a las menciones sobre democracia y derechos humanos.

"Hubo un grupo de países que en principio no aceptaba menciones sobre democracia y derechos humanos, pero quizás durmieron bien y esta mañana estuvieron en concordancia con el consenso que se había formado", agregó.

En vísperas de la histórica reunión del organismo, el analista Dan Erikson, del "think tank" de Washington Diálogo Interamericano, dijo en conversación con la agencia alemana de prensa dpa que si la OEA no lograba un éxito con Cuba, el tema "hubiera reducido aún más la credibilidad de la organización".

“Ahora alguien va a criticar a la OEA por alguna otra razón"

Por el momento, los cuestionamientos han bajado de tono. "El resultado principal es sacar de la OEA un pedazo de chatarra que estaba ahí impidiendo la modernización y funcionamiento de la institución", dijo a periodistas el diplomático chileno José Miguel Insulza, para quien de este modo "queda resuelto un problema del pasado y por tanto se abre un mayor camino para el futuro".

"Creo que la OEA se fortalece con esto y creo que vamos teniendo realizaciones, y claro que por delante vamos a tener muchos problemas, y seguramente más de alguien va a criticar a la OEA por alguna otra razón", concluyó Insulza.

Entre los anticastristas en Miami, el ánimo es muy distinto. "La decisión de la OEA es una afrenta al pueblo cubano y a todos los que luchan por la libertad, la democracia y los derechos humanos", dijo en un comunicado desde Miami la congresista cubano americana Ileana Ros-Lehtinen.

La exclusión de Cuba de la OEA ocurrió un año después de la ruptura de relaciones con Estados Unidos. La última vez que la isla participó de una reunión del organismo fue en agosto de 1961 en Uruguay, representado por el líder revolucionario Ernesto "Che" Guevara como su ministro de Industria.

PK/dpa/ ap/Reuters


Editora: Emilia Rojas

DW recomienda