1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Europa advierte a Obama contra el proteccionismo

Combatir la crisis económica será la gran prioridad del nuevo presidente. Los gobiernos europeos rechazan la concesión de subvenciones a empresas y piden colaboración a Obama para diseñar un nuevo sistema financiero.

default

Los gobiernos europeos rechazan el modelo estadounidense de subvenciones a empresas.

Combatir la crisis económica. Ésa y no otra es la gran prioridad del nuevo presidente de los Estados Unidos. Para ello, Barack Obama y su equipo de asesores tienen previsto presentar un paquete de estímulo económico valorado en 825.000 millones de dólares que debería estar aprobado a mediados de febrero. El plan financiaría proyectos como obras públicas y escuelas, además de entregar incentivos para la promoción de energía eficiente.

Una parte sustancial del programa supondrá importantes rebajas de impuestos, valoradas en unos 275.000 millones de dólares. El objetivo es aligerar la carga fiscal sobre ciudadanos y empresas para promover el consumo y la creación de empleo. Además, Obama tiene previsto reestructurar el plan de rescate del sector financiero aprobado por la administración Bush. Los 350.000 millones aún pendientes de asignar no irán a parar a las empresas financieras. Un destino impopular para muchos ciudadanos, que consideran que el dinero se podría dedicar, por ejemplo, a ayudar a los propietarios de inmuebles amenazados por ejecuciones hipotecarias.

Esperanzas y dudas al otro lado del Atlántico

No sólo los ciudadanos estadounidenses tienen su mirada puesta en los planes económicos de la nueva administración. También en Europa se observan con atención los movimientos del nuevo presidente en materia económica. No hay que olvidar que la estadounidense es la primera economía del planeta y que de su evolución dependen en buena parte las expectativas de recuperación en el resto del mundo.

Europa se muestra especialmente vigilante respecto a cuáles son las herramientas que Obama utilizará para reflotar la maltrecha economía de su país. Los europeos han advertido reiteradamente al nuevo gobierno del riesgo de caer en el proteccionismo. Es el caso de la canciller alemana, que ha instado a Obama a salir de la crisis "con las conclusiones correctas".

Angela Merkel rechaza, por ejemplo, el modelo estadounidense de conceder subvenciones a empresas como salida a la crisis. Para Merkel, no vale que unos países apliquen un modelo proteccionista y otros deban someterse a las leyes del libre mercado. La canciller también pide a Obama que impulse vías de colaboración a nivel internacional en materia económica y que "ceda un pedazo de su soberanía" a las organizaciones internacionales que, según Merkel, deben marcar las reglas del juego y reorganizar los mercados financieros.

Impulso a las energías renovables

Tampoco pasa inadvertida en Europa la intención de Barack Obama de impulsar durante su mandato la producción de energía renovable en Estados Unidos. En una entrevista reciente, el nuevo presidente destacó a países como España, Alemania y Japón como punteros en el sector. Obama pretende duplicar la producción de energía renovable en su país en los próximos tres años.

El objetivo es doble. Por un lado, alejar a Estados Unidos de la dependencia del petróleo. Por otro, impulsar el empleo en un sector de futuro. Su plan pasa por crear medio millón de empleos invirtiendo en tecnologías de energía renovable.

DW recomienda