1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Eurogrupo no prolongará el programa de ayuda a Grecia

El Eurogrupo no prolongará el programa de rescate a Grecia, tras el anuncio de Atenas de convocar un referéndum sobre el programa de rescate, con lo que no se materializarán las ayudas millonarias ya previstas.

El Eurogrupo no prolongará el programa de rescate a Grecia más allá del 30 de junio, tras el anuncio de Atenas de convocar un referéndum sobre el programa de rescate, con lo que no se materializarán las ayudas millonarias ya previstas para el país mediterráneo, indicaron hoy fuentes diplomáticas en Bruselas.

La reunión de los ministros de Finanzas de la zona euro en Bruselas fue interrumpida este sábado (27.06.2015) para permitir que el ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, pueda conversar por separado con el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi.

Por su parte, el gobierno de Tsipras insiste en llevar a cabo el referendo planeado para el próximo cinco de julio.

De acuerdo con las informaciones existentes, proseguirán las negociaciones de los ministros de Finanzas sin Grecia. Se abordarán planes alternativos. El viernes a última hora de la noche, Atenas convocó un referéndum sobre el programa de reformas y de ahorro de los acreedores internacionales, iniciativa que recibió duras críticas por parte del Eurogrupo.

Esta situación podría llevar al fracaso definitivo de las negociaciones que ya se prolongan cinco meses entre los acreedores y la coalición del gobierno de mayoría izquierdista sobre un programa de reformas y las medidas de ahorro a emprender.

Sin un acuerdo y la correspondiente ratificación en los parlamentos de Grecia y otros países del bloque no se podrán materializar los créditos ya concedidos pero bloqueados que ascienden a 7.200 millones de euros de las instituciones europeas y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Además, Atenas tampoco podrá hacer uso de los casi 11.000 millones de euros que estaban reservados para preservar la estabilidad de los bancos griegos. A pesar de las arcas vacías, Atenas tendrá que pagar el 30 de junio un crédito de 1.540 millones de euros al FMI.

Ahora todo depende del Banco Central Europeo (BCE), que tendrá que decidir rápidamente si sigue prestando ayuda de emergencia a la banca griega. Aunque si el BCE cierra el grifo, la situación se agravará.

VC (dpa, afp)