1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Eurodiputados contra flujo de minerales de zonas conflicto

Los eurodiputados de la Comisión de Comercio Internacional acordaron reforzar las normas para frenar el flujo de minerales procedentes de zonas de conflicto y evitar la financiación ilícita de grupos armados, mediante la creación de un sistema europeo de autocertificación y etiquetado.

Los diputados europeos aprobaron un proyecto de reglamento que establece ese sistema para crear una cadena de suministro "responsable" de estaño, tantalio, wolframio y oro originarios de zonas de conflicto y de alto riesgo, informó el Parlamento Europeo (PE) en un comunicado.

Las enmiendas introducidas refuerzan la propuesta de la Comisión Europea (CE) al hacer hincapié en la responsabilidad de fundidores y refinadores. También incluyen condiciones para el reconocimiento en la Unión Europea (UE) de iniciativas de la industria y para incorporar el trabajo ya hecho por la OCDE con directrices de la llamada "diligencia debida" para las empresas que utilicen minerales provenientes de zonas en conflicto.

Los eurodiputados no lograron aprobar, sin embargo, enmiendas que pedían certificaciones obligatorias de todos los operadores que compran, venden, procesan y utilizan estos minerales y metales en la UE para hacer teléfonos móviles, lavadoras y frigoríficos, entre otros. Tampoco han sido aprobadas las enmiendas que instaban a extender el alcance del proyecto de reglamento a otros minerales y metales.

El borrador establece requisitos que los importadores de la UE de minerales o metales que contienen estaño, tantalio, wolframio y oro tienen que cumplir si quieren autodenominarse "importadores responsables" y quieren eliminar el riesgo de financiar a grupos armados y fuerzas de seguridad a través de su actividad. Los sistemas de certificación a los que pertenecen ya muchos importadores y refinerías de la UE se unificarán en un instrumento comunitario, sin imponer cargas adicionales sobre las empresas.

Los eurodiputados reforzaron la propuesta de la CE al fijar que el cumplimiento sea obligatorio para las empresas de fundiciones y refinerías de la UE, lo que supone en torno al 5 % de la industria mundial. También piden establecer un etiquetado "de importadores europeos responsables" y una certificación europea de responsabilidad" para operadores de metales y materiales, así como asistencia técnica y financiera a emprendedores de microempresas y de pymes que eligen sumarse a la iniciativa de la autocertificación.

Las enmiendas a la propuesta de la Comisión Europea serán votadas por el pleno del Parlamento en su sesión de mayo. Con más de 400 importadores de tales minerales y metales, la UE es uno de los mayores mercados de estaño, tantalio, wolframio y oro (efe).