1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

ETIAS: un proyecto para controlar quién entra y sale de Europa

La Unión Europea presentó el proyecto llamado ETIAS, un nuevo registro en el que se tendrían que inscribir todos los que a partir de 2020 quieran salir o entrar de la zona Schengen. Costará 5 euros.

Tras la salida de la Unión Europea, Gran Bretaña será técnicamente un “tercer estado”. Cuando un británico – al igual que un estadounidense -  quiera viajar a un país de la zona Schengen, a partir de 2020 va a tener que pasar por un sistema nuevo de control. La Comisión Europea (CE) bautizó a este nuevo registro "Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes"  (“ETIAS”, por su sigla en inglés) y presentó este miércoles (16.11.2016) en Bruselas la propuesta legislativa. 

Con este nuevo sistema, habría un registro de los turistas y aquellos que realicen viajes de negocios y que no necesitan visa para ingresar a la zona Schengen. En la frontera se compararía la información con los ya existentes datos bancarios. También se inspeccionaría si pesa alguna orden de detención sobre el solicitante.

Según se anunció en Bruselas, unos 1800 puestos de frontera y aeropuertos de los límites externos de los países de la zona Schengen tendrían que acondicionarse para las nueva etapa.

Este nuevo sistema será "sencillo, rápido, barato y eficaz", añadió el vicepresidente de la comisión Europea, Frans Timmermans, quien confió en que la propuesta reciba lo antes posible el visto bueno del Consejo (países de la UE) y del Parlamento Europeo, instituciones de deben aprobarlo para que pueda entrar en vigor. Bruselas espera que el sistema esté operativo como muy pronto en 2020.

Ya existe en EEUU

Entre 30 y 40 millones de viajeros ya son anualmente afectados por registros similares al anunciado ETIAS. En los Estados Unidos existe el “ESTA” desde 2009 y en Australia el “ETA”. Por registro, que durará 5 años, se deberá pagar 5 euros. Esto, en comparación con los Estados Unidos, parece económico: allá se deben pagar 14 euros por un período de validez de solo 2 años. Desde este verano, Canadá cobra por su permiso de entrada 7 dólares. En Australia los turistas no pagan nada.

“En términos generales, el ETIAS es el hermano menor de la visa”, declaró un funcionario de la UE en Bruselas. Otros hablan del ETIAS como una suerte de “visa light”.

Agujeros en el sistema

Con el nuevo sistema de registro online, Bruselas pretende elevar la seguridad de sus fronteras, declaró Timmermans. “Estamos cerrando los agujeros que tenemos en nuestro sistema fronterizo”, afirmó. Los viajes no serán más complicados ni habrá largas colas, se comprometió el funcionario.

La intención es que segundos después de haber llenado el formulario, el solicitante reciba una pronta respuesta online. Para aquellos casos en que la respuesta sea negativa, deberá realizarse un trámite personalmente. Ante un rechazo - prometió Timmermans - va a existir la posibilidad de presentar una queja.

Los defensores de la información privada criticaron al sistema, al que catalogaron de “pulpo de datos”. La UE destaca que serán solo 27 preguntas y que la lista es mucho más corta que la estadounidense.

“Europa es y continuará siendo un continente abierto”, prometió el comisario de la UE para la migración, Dimitris Avramopoulos.

¿Y los ciudadanos europeos?

En paralelo al ETIA, los funcionarios de la UE planean introducir un “control sistemático de fronteras” que afecte también a los ciudadanos europeos. En breve cada pasaporte europeo deberá ser leído y comparado con los datos bancarios en cada entrada y salida.

Esto implica acumular muchísima información que luego será complejo procesar. Las autoridades migratorias de los Estados Unidos están un paso adelante. Ellos registran y guardan hoy cerca de la mitad de todos los ingresos y las salidas de los ciudadanos norteamericanos.

Bernd Riegert

 

DW recomienda