Estudiantes nuevamente se toman las calles en Chile | América Latina | DW | 11.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Estudiantes nuevamente se toman las calles en Chile

Los jóvenes salieron a protestar por una educación gratuita y de calidad. Las manifestaciones no se han detenido desde 2011.

Los nuevos líderes universitarios chilenos no serán como sus famosos antecesores Camila Vallejo y Giorgio Jackson, pero demostraron este jueves (11.04.2013) tener un poder de convocatoria nada despreciable. Según cifras entregadas por los organizadores, unos 150.000 chilenos marcharon por Santiago pidiendo educación pública gratuita.

En otras ciudades también hubo manifestaciones, en lo que se convirtió en una semana marcada de revueltas sociales para el Gobierno de Sebastián Piñera, que debió enfrentar huelgas portuarias, mineras y de trabajadores de la cultura, justo cuando faltan siete meses para las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias.

Al final de la marcha hubo incidentes aislados.

Al final de la marcha hubo incidentes aislados.

La afluencia de manifestantes es una de las mayores de las últimas protestas, lo que supone una inyección anímica para los dirigentes universitarios. El Gobierno de la centroderecha, cuyo apoyo en las encuestas apenas se empina sobre el 30 por ciento, dijo por intermedio del ministro del Interior, Andrés Chadwick, que los estudiantes “no tienen razones” para marchar.

Fin al lucro

“De todos los chilenos que hoy nos movilizamos depende realmente hacer los cambios que el país necesita", dijo el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica, Diego Vela. Estudiantes de postgrado, profesores de liceos y dirigentes coincidieron en la Alameda, la principal arteria de Santiago, con lienzos y pancartas.

Los estudiantes piden el fin al lucro en la educación, en un país donde las familias deben pagar hasta 700 euros mensuales en las universidades públicas para que sus hijos estudien. En algunos casos deben endeudarse con la banca y pagar intereses más altos que los del mercado. Algunos jóvenes tienen becas del Estado, pero son los menos.

La crisis, que desde 2011 dejó miles de estudiantes detenidos y dos muertos en protestas, amenaza con copar la carrera presidencial, debido a la voluntad de los jóvenes de recrudecer sus movilizaciones. La de este jueves fue pacífica casi en toda su extensión, salvo incidentes provocados al final de la manifestación por parte de un reducido grupo de encapuchados. Hubo unos 90 detenidos.

DZC (dpa, La Tercera)

DW recomienda