Estrella de la Berlinale pide asilo en Alemania | Cine | DW | 04.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

Estrella de la Berlinale pide asilo en Alemania

El ganador de un Oso de Plata en la Berlinale 2013, Nazif Mujic, de Bosnia-Herzegovina, vive en un hogar para refugiados en Berlín. Quiere quedarse en Alemania, pero las probabilidades de que lo consiga son mínimas.

Nazif Mujic con su Oso de Plata.

Nazif Mujic con su Oso de Plata.

La película “Un episodio en la vida de un recolector de hierro”, dirigida por Danis Tanovic, ganó dos Osos de Plata en la edición 63 de la Berlinale: uno a la “Mejor Película”, y Nazif Mujic se llevó otro Oso de Plata en la categoría de “Mejor actor masculino”.

En el film, Nazif Mujic actúa su propia historia, la de un recolector de hierro que lucha

La familia Mujic en un hogar para refugiados, cerca de Berlín.

La familia Mujic en un hogar para refugiados, cerca de Berlín.

para obtener asistencia médica para su mujer, que acaba de perder un embarazo. Como ambos pertenecen a la etnia romaní, les resulta todo más difícil. Son pobres y se los discrimina, y no cuentan con lo necesario para pagar un tratamiento médico. La dramática odisea tiene un final feliz: al fin logran que un médico atienda a su esposa, gracias a que les prestan una tarjeta del seguro por enfermedad. Así fue como Nazif Mujic se convirtió en una estrella del cine. Cuando regresó a Bosnia desde la Berlinale fue recibido con entusiasmo por la gente.

Pero poco después decidió volver a Berlín y pedir asilo. Espera que tanto él como su familia puedan quedarse en Alemania. Dieter Kosslick, el director de la Berlinale, también ayudó a que Mujic pueda vivir en el hogar para refugiados. Pero las cosas no son tan simples: su solicitud de asilo fue rechazada con el argumento de que, en su caso, no se puede comprobar que haya persecución política. Y la pobreza no es un motivo para obtener asilo. Las autoridades quieren que Mujic y su familia retornen a Bosnia-Herzegovina.

Un extraño en su propia aldea

Entretanto, en su aldea natal, Polijce, su familia y los vecinos ya no hablan tan bien de

La aldea de Mujic en Bosnia-Herzegovina.

La aldea de Mujic en Bosnia-Herzegovina.

él. “Nazif se escapó a Alemania con su mujer y sus hijos y nos dejó aquí. A nadie le interesa qué va a ser de nosotros”, dice Alija Arapovic, una mujer que camina con muletas y pide limosna en la ciudad para poder comprarse algo de comer. Otra vecina, Ismet Babic, dice estar desilusionada: “Nazif era nuestro representante romaní, y debería seguir luchando para que nuestra vida mejore. Pero solo piensa en él”.

Los hermanos de Nazif, Rasan y Hasim, que trabajan en la central de desechos del pueblo, dicen que a Nazif “alguien lo asesoró mal. Aquí tiene un buen trabajo, y hasta podía tomarse un día libre para trabajar en la televisión." “No es un actor profesional”, añade Rasam. “Solo le dieron un rol en una especie de documental”.

Nazif, por su parte, cuenta que “la vida en Poljice es dura, incluso si uno encuentra trabajo”. Tuvo la posibilidad de trabajar en un natatorio y ganar 650 marcos bosnios (unos 325 euros) por mes. Pero renunció. Sabe que la gente de su pueblo se preocupa por él. “Agradezco por eso a la gente de Lukavac”, dice. Pero añade que, después de haber ganado el Oso de Plata en la Berlinale, estaba seguro de que su vida iba a mejorar. Sin embargo, no fue así. Todo siguió igual: la pobreza, los trabajos precarios, y eso es justamente lo que él no quiere tolerar más. No entiende que su personaje solo fue una gran historia para el cine. “Escriba, por favor”, me dice, “que en mi próximo rol voy a dar todavía mucho más de mí, voy a mostrar de lo que soy capaz”.

Es muy difícil que Nazif Mujic tenga una gran oportunidad, ni en el cine ni en su aldea en Bosnia-Herzegovina. Y en Alemania, la historia aún no terminó, pero las perspectivas de que se le conceda asilo son cada vez menores.

DW recomienda