1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Estados Unidos y Egipto reiteran su alianza ante el reto del terrorismo

"Usted encontrará en Egipto y en mí a un socio eficaz en la lucha antiterrorista", dijo Al Sisi en su primera visita a la Casa Blanca donde confesó su "profundo aprecio y admiración" por la "personalidad única" de Trump.

El presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo egipcio, Abdel Fattah al Sisi, acordaron este lunes (03.04.2017) luchar de forma conjunta contra el terrorismo, al tiempo que hicieron hincapié en el fuerte lazo que une ambos países. "Tiene a un gran amigo y aliado en los Estados Unidos y en mí", dijo Trump tras el encuentro de los mandatarios en la Casa Blanca. "Estamos de acuerdo en muchas cuestiones", señaló, y enfatizó que desde un principio ambos se sintieron muy unidos.

Por su parte, Al Sisi manifestó que siente una profunda admiración por la personalidad "única" de Trump y elogió al mandatario norteamericano por su postura "fuerte" en la lucha contra el terrorismo, materia en la cual se comprometió a colaborar. "Usted encontrará en Egipto y en mí a un socio eficaz en la lucha antiterrorista", dijo el presidente egipcio. Esta visita a la Casa Blanca era la primera de un presidente egipcio desde 2009 y la primera de Al Sisi, elegido en 2014 y a quien Obama nunca invitó al Despacho Oval.

Protestas de grupos humanitarios

Pero grupos de defensa de los derechos humanos destacaron que la agenda no incluyó ninguna observación respecto a la preservación de las garantías individuales en Egipto. "Invitar a Al Sisi a una visita oficial a Washington mientras decenas de miles de egipcios están en la cárcel y cuando la tortura está otra vez a la orden del día es un modo raro de establecer una colaboración estratégica", dijo en un comunicado Sarah Margon, directora en Washington de Human Rights Watch.

Amnestía Internacional instó por su parte a Trump a presionar a Egipto para que se haga responsable de las violaciones a los derechos humanos, incluyendo los arrestos masivos, el asesinato de disidentes y los juicios injustos. Egipto es un país de importancia estratégica para Washington y después de Israel es el mayor receptor de ayuda militar estadounidense.

Si bien no hubo ningún comentario público por parte de Trump sobre la situación de los derechos humanos en Egipto, el magnate reconoció que hay temas en los que no está de acuerdo con Al Sisi, sin especificar cuáles son. El portavoz Sean Spicer dijo que el Gobierno de Trump "comprende" la preocupación respecto a esos temas, pero que es mejor tratarlos "en privado" para lograr progresos.

LGC (dpa/EFE)

DW recomienda