1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Estados Unidos aspira a "empoderar al pueblo cubano"

El cambio de política de Estados Unidos hacia Cuba busca promover más derechos y libertades en la isla, afirmó la jefa de la delegación negociadora estadounidense, tras reunirse con opositores en La Habana.

Secretaria adjunta para Latinoamérica del Departamento de Estado de EE.UU., Roberta Jacobson, en rueda de prensa en La Habana.

Secretaria adjunta para Latinoamérica del Departamento de Estado de EE.UU., Roberta Jacobson, en rueda de prensa en La Habana.

El tema de los derechos humanos y la democracia es "crucial" para Estados Unidos en sus negociaciones con Cuba, señaló la secretaria adjunta para Latinoamérica del Departamento de Estado de EE.UU., Roberta Jacobson, en una rueda de prensa en la capital cubana, un día después de que Washington y La Habana negociaran por primera vez de forma directa para restablecer relaciones diplomáticas, tras el deshielo diplomático anunciado por ambos gobiernos el 17 de diciembre pasado.

DW recomienda

Estados Unidos, dijo Jacobson, aspira a impulsar una "mayor apertura" política de la isla y "empoderar al pueblo cubano". Aunque reconoció que ambos gobiernos mantienen "profundas diferencias" sobre este particular, indicó que esas discrepancias no tiene por qué representar un obstáculo en las conversaciones que han iniciado para restablecer relaciones diplomáticas y reabrir en el futuro sus respectivas embajadas.

Reunión con la disidencia interna

Como prueba de ello, y antes de su rueda de prensa, Jacobson se reunió este viernes (23.01.2015) en La Habana con miembros de la disidencia cubana, a quienes reiteró personalmente el compromiso de su país con los derechos humanos en Cuba, dijeron fuentes de la oposición interna. El intercambio tuvo lugar en el marco de un desayuno de trabajo con la diplomática estadounidense, al que asistieron los opositores José Daniel Ferrer, Elizardo Sánchez, Héctor Maseda, Guillermo Fariñas, Marta Beatriz Roque y Antonio González-Rodiles, precisó la activista Miriam Leiva, una de las fundadoras del grupo Damas de Blanco, que también participó en la reunión.

Una de las ausentes fue la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, quien ha manifestado su rechazo al giro diplomático de EE.UU. hacia Cuba y las medidas de flexibilización del embargo anunciadas la pasada semana por Washington. Soler se dijo insatisfecha con "la selección" de invitados a la reunión con Jacobson que, en su opinión, no reflejó la "diversidad" de posturas y opiniones de la disidencia interna sobre el tema.

Según precisó Soler, fuera de la lista de invitados al encuentro quedaron representantes "históricos" de la oposición cubana como Félix Navarro, Ángel Moya, Oscar Elías Biscet e Iván Hernández Carrillo, todos miembros del llamado Grupo de los 75, que estuvieron encarcelados tras ser condenados durante la ola represiva conocida como la "Primavera Negra" de 2003. "Es una oportunidad que se ha perdido importante, pero pienso que los puntos de vista y las preocupaciones, interrogantes y exigencias de las Damas de Blanco, aunque no estemos frente a la subsecretaria de Estado, se van a hacer y van a llegar a de una forma u otra al gobierno norteamericano", afirmó.

El diálogo continuará

Ante la prensa, Jacobson reiteró, además, que “el camino hacia la normalización de relaciones entre Cuba y Estados Unidos será muy complejo". Sin embargo, "todo camino empieza con un primer paso, que es lo que hicimos ayer", insistió la diplomática estadounidense y pidió que no se saquen conclusiones apresuradas tras la primera ronda de diálogos con la isla socialista: "En diplomacia he aprendido, de los años que llevo implicada, que nunca es bueno sacar conclusiones de las primeras conversaciones", dijo.

Las conversaciones empezaron el miércoles con asuntos migratorios y ambos países hablaron el jueves, entre otras cosas, sobre mecanismos técnicos para restablecer las relaciones diplomáticas rotas en 1961. El tema de los derechos humanos y las libertades políticas fue, de hecho, una de las principales diferencias presentadas en las conversaciones entre las partes, que no obstante coincidieron en su determinación por continuar el diálogo y negociar la normalización de sus vínculos bilaterales, aunque reconocieron que será un proceso "muy largo".

Jacobson, quien es la responsable estadounidense de mayor rango que visita Cuba en décadas, arribó a la isla el miércoles, para colocarse el jueves al frente de la delegación negociadora estadounidense. Las partes celebrarán al menos una nueva ronda de diálogos, dijo el jueves la jefa de la delegación cubana, Josefina Vidal. La fecha de ese segundo encuentro ha quedado por precisar aún en las próximas semanas.

RML (efe, dpa)