1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Estado Islámico reivindica atentados en Bangladesh

Durante una redada antiterrorista en un edificio en la ciudad de Sylhet, dos bombas explotaron, matando a seis personas y dejando más de 50 heridos.

El grupo terrorista Estado Islámico aseguró este domingo (26.03.2017) que las explosiones ocurridas cerca de un presunto escondite de extremistas en Bangladesh fue obra de sus milicianos. Por medio de su agencia de noticias Amaq, el grupo radical reivindicó las acciones, de acuerdo con información proporcionada por el grupo SITE Intelligence, especializado en el monitoreo de la propaganda radical.

 

Lea también:

-Bangladesh ejecuta a líder islamista por crímenes de guerra

-Dacca: autoridades niegan implicación del EI en atentado

 

Las explosiones ocurrieron la tarde del sábado 25 de marzo, justo cuando las fuerzas de seguridad llevaban a cabo una redad en un edificio residencial en la ciudad de Sylhet donde habría radicales atrincherados. Al parecer, dos coches bomba estallaron, causando la muerte de seis personas (cuatro civiles y dos agentes), y dejando más de una cincuentena de heridos. La Policía desconoce todavía quién detonó las bombas. Otras fuentes dicen que al menos uno de los explosivos fue lanzado por dos hombres que viajaban en una motocicleta.

Entre los heridos en el atentado del sábado se encuentra el jefe del servicio de inteligencia del cuerpo de élite de la Policía bangladesí, el teniente coronel Abul Kalam Azad, que fue trasladado a un hospital de Dacca "debido a su grave estado", dijo Basudev Banik, subcomisario de la Policía de Sylhet. Otros 53 heridos, entre ellos 5 policías, fueron ingresados en el Hospital Universitario Sylhet Osmani.

El ataque contra un restaurante en Dacca, el pasado mes de julio, dejó 22 muertos.

El ataque contra un restaurante en Dacca, el pasado mes de julio, dejó 22 muertos.

¿EI o terroristas locales?

La redada en el edificio donde se encontrarían unos terroristas atrincherados continúa. De acuerdo con fuentes policiales, cuando las fuerzas de seguridad se acercaron al lugar, los insurgentes gritaron "Dios es grande” y lanzaron más explosivos. Aparentemente, cuatro personas fuertemente armadas siguen dentro del lugar, entre ellos una mujer. Comandos del Ejército ya han logrado desalojar a 78 vecinos del lugar e intentan poner pronto fin a la operación.

La batalla en la ciudad ocurre apenas horas después de que un hombre se inmolara el viernes cerca de un puesto policial en Dacca, la capital de Bangladesh. En ese ataque nadie resultó herido. Estos hechos rompen los meses de relativa calma en el país, luego de que en julio pasado un ataque contra un restaurante dejara 28 muertos, la mayoría de ellos extranjeros. Si bien estas acciones han sido reivindicadas por EI, el Gobierno acusa a los grupos locales Nuevo Jamaatul Mujahideen Bangladesh (JMB) y Ansarullah Bangla Team (ABT), vinculado con la rama de Al Qaeda en el subcontinente indio.

DZC (dpa, EFE, AP)

DW recomienda