1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Estado de shock

Los comentaristas de la prensa europea analizan hoy críticamente los resultados electorales en Rusia.

default

Vladímir Putin y su esposa, Lyudmila, después de votar, en Moscú.

Gas y política

DNEWNIK, Sofía: “Observadores rusos y occidentales no pudieron ocultar el domingo su estado de shock por la presión total de la administración Putin sobre la votación en el enorme país. Esa presión fue ejercida de forma tan transparente y abierta que podría afirmarse que Putin cumplió con su promesa de honradez. No es su problema que otros se hayan imaginado otra cosa, probablemente como los políticos de Europa, que viven en un mundo de fantasía con su deseo de comprar gas ruso sin que con él fluya en los gasoductos también el rumbo político de Putin”.

Cheque en blanco

Neue Zürcher Zeitung, Zúrich: “Es curioso que el presidente Putin y su ejército de propagandistas hayan reaccionado en las últimas semanas en forma tan nerviosa y agresiva a todo tipo de crítica o posición discordante con respecto a la política del Kremlin (…) Luego de las elecciones para la Duma se verá qué hace Putin con el cheque en blanco que se ha hecho dar en estas elecciones con miras a las elecciones presidenciales del 2 de marzo, mucho más importantes. Quizás el nerviosismo y la irascibilidad en el Kremlin durante la última fase de la lucha electoral para la Duma tenga que ver con que el siguiente escenario para las elecciones presidenciales aún no está claro a nivel interno.”

En la estacada

Politiken, Copenhague: “Como era de esperar, el presidente Putin ganó las elecciones por aplastante margen. Ya antes había dicho que ello le daría el derecho moral de seguir determinando el rumbo del país. (…) Luego habló de una atmósfera de fiesta. Pero ésta tuvo un feo reverso. Ni la lucha electoral ni las elecciones pueden calificarse de fiesta. Fueron las elecciones menos limpias desde la caída del comunismo. El Estado abusó de su poder en los medios de comunicación. (…) Si Occidente no se distancia claramente de esta manipulación electoral histórica, que merece la calificación de fraude, ello mancharía también nuestras democracias. Y dejaríamos en la estacada a los rusos que aún no han abandonado sus esperanzas de una Rusia democrática.”

Intimidación y extorsión

SÜDDEUTSCHE ZEITUNG: “Ni la oposición tuvo un acceso justo a los medios de comunicación ni el Estado renunció a la intimidación y la extorsión. El partido político “Rusia Unida” hubiera ganado las elecciones también en condiciones de mayor equidad electoral. Un gran número de rusos apoya la política de Putin. Pero el presidente dejó pasar la oportunidad de constatarlo en elecciones libres. Su objetivo no era obtener un mandato democrático, sino de confirmar en un plebiscito su rumbo autoritario. Pero para ello no basta un buen resultado. Para ello era necesaria una victoria aplastante. Ésta deja ahora a Putin mano libre para la operación “conservación del poder”.

DW recomienda