1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Esta Berlinale se interroga sobre la felicidad

El jueves arranca la 66ª edición de la Berlinale. Dieter Kosslick, director del festival desde 2001, explica en entrevista con DW su lema para este año: "el derecho a la felicidad".

Deutsche Welle: El próximo jueves (11.02.2016) comienza la 66ª edición de la Berlinale. ¿Qué le produce más emoción?
Dieter Kosslick: Espero sobre todo que la ceremonia de apertura se celebre sin inconvenientes. Si el arranque va bien, luego todo va rodado. Siempre hay momentos emocionantes en la Berlinale. Recuerdo a los Rolling Stones en la alfombra roja, pero también a los presos de Guantánamo, cuando se presentó su documental. ¿Cuáles serán esos momentos este año? Pues lamentablemente este año también tenemos el tema de Guantánamo en el programa. También películas sobre el tema de la migración y la pérdida del hogar, en sintonía con el tema elegido este año, que es "el derecho a la felicidad".

DW: ¿Derecho a la felicidad? ¿Cómo se entiende este derecho?
Pues de formas muy distintas. Por ejemplo, en la cinta alemana en concurso "24 semanas" una pareja busca su felicidad en la familia. Tienen un segundo hijo y discuten sobre lo que eso significa. Llegan dificultades y las discusiones se hacen más intensas. Se trata de eso: ¿cómo ser felices en familia? ¿Cómo adaptarse al nuevo miembro? Podemos ampliar el encuadre y decir que, en realidad, todas las personas, que emigran, que huyen de allá de donde provengan… están en busca de la felicidad. Pues si no, se quedarían allí. Nadie deja su tierra si no tiene que hacerlo. Y creo que eso es lo que conecta las 435 películas que este año se muestran en las secciones oficiales de la Berlinale.

Y también surge la premisa que usted desde el principio defiende: que el cine tiene una responsabilidad social.
Todo evento cultural tiene una responsabilidad social. ¡Cultura significa responsabilidad social! Esta es quizás aún más impotante que nunca, ante el fracaso de la economía. Pues este desastre que afrontamos actualmente no es únicamente una guerra religiosa. Quizá tal vez sea en parte también como aquellos cruzados que antiguamente viajaban a tierras lejanas para expandir su religión. Pero el desastre de hoy día es consecuencia de la desenfrenada globalización de la economía en el mundo. La gente muere de pobre y trabaja en circunstancias terribles. Y nosotros llevamos camisetas de un euro sin darnos cuenta bajo qué condiciones se producen.

Deutschland Kombibild Berlinale Jury 2016

Meryl Streep es este año la presidenta de un jurado de la Berlinale que presenta otras caras conocidas.

Cualquiera que haya estado aquí sabe que la Berlinale puede ser agotadora. ¿Usted, como director del festival, en los diez días que dura... disfruta o puede más el estrés?
No, no, desde luego hay estrés, pero por supuesto también es divertido. Un festival de cine es, obviamente, una celebración de la película. Y también tenemos comedias. Contamos con el bueno de Depardieu y muy buenas películas francesas (por cierto, cuatro de ellas en el programa oficial) con las que nos vamos a divertir mucho y en las que se escenifican también, de forma ligera, los problemas sociales. Dominik Moll, por ejemplo, viene con una gran comedia.

Se tiene que mantener ese equilibrio [con un pie en la comedia y otro en la tragedia]. Pero esto es lo que hacemos cada día en la vida real. Podemos decir: no aguanto más, todo está mal. También se puede ser feliz, y eso hay que tenerlo también en consideración en un evento así. Por eso esta no es sólo una Berlinale de los refugiados, sino una en la que buscamos la felicidad… Los refugiados están presentes, por supuesto, pero son sólo un parte, aunque grande.

Dieter Kosslick, nacido en 1948 en Pforheim, es desde el 1 de mayo de 2001 director del Festival Internacional de Cine de Berlín. Su contrato fue renovado en 2014 por otros cinco años, hasta 2019.


DW recomienda