Espionaje: EE.UU. promete a Alemania mayor transparencia | Alemania | DW | 12.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Espionaje: EE.UU. promete a Alemania mayor transparencia

El ministro del Interior alemán, Hans-Peter Friedrich, se reunió con varias autoridades en Washington para manifestar el malestar de Berlín por la vigilancia.

El ministro del Interior de Alemania, Hans-Peter Friedrich (en la foto), llegó a Estados Unidos en una visita relámpago, para discutir este viernes (12.07.2013) sobre las denuncias filtradas por Edward Snowden, que aseguran que EE.UU. espió las comunicaciones dentro de Alemania e incluso dentro de las dependencias de la Unión Europea en Bruselas.

Friedrich dijo al llegar a Washington, el jueves 11 de julio, que la idea era que ambos estados reestablezcan “la confianza quebrantada” por las revelaciones, que afectaron especialmente a Alemania, un país celoso de la información privada luego de haber vivido dos dictaduras que espiaron sistemáticamente a sus ciudadanos.

Tras reunirse con el fiscal general Eric Holder, la asesora de seguridad de Barack Obama, Lisa Monaco y el vicepresidente Joe Biden, Friedrich dijo que se declaraba “satisfecho”. En las conversaciones ambas partes coincidieron en la importancia de conseguir un equilibrio entre “la seguridad y la libertad”.

Dudas y show

Asimismo, Estados Unidos se comprometió con Alemania a iniciar “un proceso de desclasificación” para que los funcionarios alemanes estén mejor informados, de acuerdo a lo señalado por un portavoz del Ministerio del Interior germano. Friedrich aseguró que en EE.UU. “todos saben que hay un alto grado de sensibilidad cuando se trata de la privacidad en Alemania”.

En jornadas previas, Friedrich había dicho que “entre amigos debemos decirnos las cosas francamente” y que “el espionaje total de todos los contenidos de comunicación no es en absoluto apropiado”. Analistas alemanes dudan de la utilidad del viaje del ministro Friedrich, entre otras razones pues no se reunió con los jefes de los servicios de Inteligencia estadounidenses.

Incluso desde los mismos aliados surgieron las demostraciones de escepticismo. El vicejefe del FDP, Christian Lindner, afirmó que no estaba seguro de lo que podrían aportar las reuniones en Washington, mientras que la oposición fue más dura: el socialista Sigmar Gabriel calificó el viaje como “un show”.

DZC (dpa, AFP)