1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Esperanzas de vida para el proceso de paz en Cercano Oriente

Hoy comienza, impulsada por Rusia, una ronda de conversaciones en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre el vapuleado tema de la paz en Cercano Oriente. Ante ella, también EEUU envía señales claras.

default

Girasoles frente al muro que rodea y aisla a Cisjordania.

“Se necesitan urgentemente negociaciones de paz, sin demora y sin precondicionamientos. Estamos preparados para ellas. Y cuanto antes, mejor", dijo el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien dirige, junto al ministro de Exteriores y cabeza del ultraconservador Partido Betainu, Avigdor Libermann, una coalición gubernamental de derechas y quien, hasta ahora, se perfiló más como un obstáculo que como una ayuda a los mencionados contactos.

Y no sólo Netanyahu se expresa tan decididamente: también lo hace Barack Obama. Obedeciendo a una política que favorece los nuevos comienzos en todas las áreas de su Gobierno, el presidente estadounidense tiene la voluntad de reemplazar el apoyo prioritatrio a Israel de anteriores Administraciones por una estrategia que implique y tenga en cuenta los intereses de un mayor número de actores.

La paz en tiempos difíciles

Zerstörung im Gazastreifen

Gaza tras los bombardeos israelíes de principios de este año.

En estos momentos, según informa el semanario alemán Der Spiegel, el rey Abdullah de Jordania habría declarado al periódico Times of London que el nuevo plan de Obama para Cercano Oriente incluye la participación en la búsqueda de soluciones al conflicto de todos los países musulmanes. A cambio del reconocimiento del Estado de Israel por parte del mundo islámico, Israel tendría que detener la construcción de asentamientos en Cisjordania, reza al parecer la nueva directriz, complementada por el apoyo de Obama a la creación de un Estado palestino.

El momento es difícil para lograr la paz entre Israel y Palestina. “Hay dos claves importantes [para poner fin al enfrentamiento]: la primera, el apoyo al reparto de poderes entre Fatah y Hamás para posibilitar una vuelta al orden constitucional y la configuración de un gobierno palestino legítimo. La segunda, crear un marco político que haga posible la reconstrucción de Gaza y el desarrollo de la economía palestina”, analiza Patrick Müller, miembro del Instituto Europeo de Investigación sobre la Integración de Viena, en conversación con DW-RADIO.

La Unión Europea debe dar un nuevo giro a su política para Oriente Próximo, concluye Müller en un estudio reciente. Y también a su relación con Hamás. “Hamás es una organización compleja en la que hay un ala moderada y otra menos moderada. Además del reconocimiento de los acuerdos vigentes y del cese de la violencia, está el problema del reconocimiento del Estado de Israel. [… Ante esta exigencia], la UE debería tal vez flexibilizar su posición.”

Israel bajo presión

Pro Israel Demonstration in Berlin

Manifestación pro-israelí en Berlín.

Ruprecht Polenz, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Alemán, anticipó por su parte en la emisora alemana Deutschlandradio que “el nuevo Gobierno israelí seguramente tendrá que comenzar a moverse, ya que Obama se tomó a pecho el proceso de paz en Cercano Oriente y apuesta por el reconocimiento de los dos Estados. Justamente esto es lo que no se atreve ni a nombrar el nuevo Gobierno de Israel.”

El incesante levantameinto de asentamientos “es un gran obstáculo a la paz", opinó Polenz. "Por eso, los europeos, el Gobierno alemán y también los EEUU piden desde hace tiempo una moratoria que detenga toda nueva construcción en Cisjordania. […] Lamentablemente, el anterior Ejecutivo israelí no se ha ajustado a un cese de la edificación, ni tampoco el actual lo hace. Cada nueva casa es un impedimento en el camino a la paz”.

Labor internacional por la paz: ¿un paso adelante?

La actuación conjunta del “cuarteto” que forman EEUU, la Unión Europea, las Naciones Unidas y Rusia es, según Polenz, un factor muy positivo, ya que se necesita una iniciativa internacional unificada para que ambos contendientes no sólo accedan a formar parte de las negociaciones, sino que también se llegue a una solución.

Si habrá progresos en este largo y difícil camino está por verse. Nos encontramos ante “una fase difícil del proceso de paz”, recuerda Müller. La Comunidad Internacional tendrá decirle claramente al Gobierno de Netanyahu que no hay alternativa a la creación de dos Estados. Y también deberá acentuar que, en las negociaciones, se esperan progresos .

Autor: Ismael Hafez/ Birgit Kolkmann/ Cristina Papaleo

Editora: Luna Bolívar Manaut

DW recomienda

Comunidad