1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

España y Senegal, un pacto para combatir la inmigración ilegal

España ha servido de ejemplo, al disminuir a cero el número de senegaleses que arribaban a las Islas Canarias por medio de su fuerte cooperación con Senegal. ¿Puede ser este un modelo para Europa?

En el puerto de Dakar, el capitán Antonio Quevedo observa a la patrulla costera de la Guardia Civil española aproximándose. En ella se encuentran un policía senegalés y uno español. Según Quevedo, la patrulla revisa diariamente entre ocho y diez botes para ver si hay inmigrantes escondidos en ellos. Si existe la sospecha de que algún buque se dirige a las islas Canarias, este es prontamente retornado a la costa. "Es inútil hoy en día tratar de llegar a las Canarias por la vía marítima, hemos recogido del mar gente de Mauritania o Senegal que ha pagado mucho dinero y viajado desde muy lejos, y simplemente han tenido que retornar”.

Ciertamente, en el pasado año no logró ingresar ni un senegalés por vía marítima a las Islas Canarias. La ruta entre Senegal y las Canarias quedó en el olvido. En el 2006 más de 30 mil inmigrantes lograron arribar, lo que instó al gobierno español a buscar soluciones.

Pacto de cooperación

Los líderes europeos coinciden en que no se puede resolver el problema sin la cooperación de los países de origen. El acuerdo entre España y Senegal tiene como objetivo prevenir los viajes marítimos hacia las Islas Canarias. Alberto Virella, actual Embajador de España en Senegal, explica que la receta para el éxito es trabajar en conjunto con los países de origen en varias formas: ayudar a combatir la pobreza, fortalecer las relaciones económicas y de comercio, y profundizar los vínculos culturales. "Para que la Unión Europea pueda controlar la inmigración, los países de origen deben recibir algo por su cooperación” agregó el diplomático.

Dakar apoyó la intención de los españoles y se abrió a la cooperación. El analista de inmigración senegalés Aly Tandian indica que Senegal recibió unos 20 millones de euros de ayuda monetaria de España para combatir la inmigración ilegal, pero agrega que "esto ocurrió justo antes de las elecciones presidenciales y habiendo dinero sobre la mesa, este fue usado para otros propósitos”. Uno de esos propósitos, asegura el analista, fue la campaña electoral.

Aunque hay evidencia de que algunos fondos fueron destinados a otros usos, el comisionado de la policía senegalesa encargado de la inmigración ilegal, Mamadou Ndiaye Case, afirma que la ayuda sí se destinó al control portuario. Los fondos de la policía aumentaron de 78 mil euros en 2006 a 1.9 millones en 2007. "España le ha dado a Senegal las posibilidades técnicas para operar, en el puerto ahora tenemos botes que patrullan con regularidad, tenemos un helicóptero del ejército que vuela sobre las costas para buscar a botes de migrantes, y la policía fronteriza ha creado un departamento para investigar las redes de tráfico de inmigrantes” indicó Ndiaye Case. 

Cambio de rutas

A pesar de estos esfuerzos, los traficantes de inmigrantes ilegales continúan activos en la zona y ahora la responsabilidad ha recaído en los países vecinos. Esteban Beltrán, representante de la organización Amnistía Internacional, cuestiona la efectividad el pacto de cooperación, indicando que "ahora los migrantes que quieran ir a España han cambiado de ruta, por Marruecos o Libia. Si antes iban por Senegal, ahora es por Mali.”

Diez años después del pacto de cooperación, no ha disminuido la emigración de Senegal. Cabe destacar también que entre los migrantes que actualmente tratan de llegar a Europa, los senegaleses aún son numerosos. 

 

DW recomienda