1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Eslovenia: 800 soldados para controlar entrada de refugiados

Unos 800 soldados del Ejército esloveno tendrán a partir de hoy competencias policiales y serán desplegados a lo largo de la frontera con Croacia para impedir una afluencia descontrolada de refugiados.

El Parlamento esloveno dio luz verde en la noche del lunes (22.2.2016) a la aplicación de una ley, aprobada el año pasado, que otorga al Ejército competencias policiales para el control de la frontera. Según anuncian las autoridades, los soldados actuarán en patrullas mixtas con la Policía y serán desplegados en los segmentos de la frontera donde no se ha colocado la alambrada que se levantó el año pasado en 150 de los 650 kilómetros de la linde con Croacia.

Esta frontera marca la entrada en el espacio Schengen de libre circulación europea, al que pertenece Eslovenia pero no Croacia. Los soldados podrán emplear la fuerza sólo en casos de extremo peligro y únicamente para defenderse, precisó la ministra de Defensa, Andreja Katic.

La medida puede prolongarse

Las competencias ampliadas para el Ejército estarán en vigor tres meses, con la posibilidad de ser prolongadas en caso de necesidad. Este refuerzo de la seguridad en la frontera se aplica en un momento en que la afluencia de refugiados por la ruta de los Balcanes lleva semanas siendo más baja que en periodos anteriores.

Después de que Austria fijara la semana pasada límites diarios a la entrada de refugiados, que aún no han sido alcanzados en ninguna jornada, Macedonia, Serbia, Croacia y Eslovenia comenzaron a aplicar controles más estrictos y a no dejar pasar a los emigrantes que no acreditan proceder de zonas en conflicto.

El flujo actual es menor a mil refugiados al día, pero se teme que vuelva a aumentar con la llegada de la primavera y la mejora de las condiciones de navegación en el Mar Egeo, por donde los refugiados pasan desde la costa turca a Grecia y luego a Macedonia.

El pasado otoño se registraban unas 10.000 llegadas diarias por la ruta balcánica. Los jefes de policía de Austria, Eslovenia, Croacia, Serbia y Macedonia han acordado que sólo podrán pasar de Grecia quienes acrediten provenir de Siria, Irak o Afganistán y que su número máximo no podrá sobrepasar las cuotas que apliquen Austria y Alemania, los países de destino.

CP (efe, rtr)

DW recomienda