1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

“Esfuerzos para reemplazar el Obamacare no tendrán éxito”

Pese a llamado de última hora de Donald Trump, los republicanos se volvieron a dividir y es casi imposible que sumen los votos para acabar con el plan de salud.

Cuando el escenario parecía listo para derrumbarse, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo un llamado de última hora la noche de este lunes (17.07.2017) y pidió a los parlamentarios republicanos que "simplemente deroguen" la reforma sanitaria promulgada por su antecesor, Barack Obama, y trabajar desde cero en otro plan, tras el bloqueo creado en las filas conservadoras, incapaces de acordar una propuesta alternativa.

 

Más información:

-EE. UU.: republicanos presentan proyecto para reforma de salud

-La reforma sanitaria de Trump dejaría sin cobertura a 22 millones de personas

 

"Los republicanos deberían simplemente derogar el fallido Obamacare y trabajar desde cero en un nuevo plan de salud. ¡Los demócratas se unirán!", escribió Trump en su cuenta de Twitter. Pero no fue suficiente. El mensaje apareció poco después de que se hiciera pública la oposición o resquemores de al menos una docena de senadores conservadores a la última propuesta del Gobierno para derogar y reemplazar el Obamacare.

Cuatro senadores anunciaron su oposición a la propuesta, mientras que al menos otros diez expresaron sus reservas. La situación es poco halagüeña para Trump, que lleva meses frustrado con un Congreso en el que, pese a tener la mayoría, no ha sido capaz de ordenar a sus filas para cumplir algunas de sus promesas de campaña. Según los estudios de la Oficina de Presupuesto no partidista del Congreso (CBO, en inglés), entre 22 y 24 millones de personas perderían su cobertura de salud en los próximos diez años con las propuestas conservadoras. Y algunos parlamentarios no quieren cargar con esa responsabilidad.

Escaso margen de acción

Poco después del llamado de Trump, el escenario quedó más claro. El líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, reconoció que el margen de acción del que disponen los republicanos es mínimo. "Por desgracia, es evidente que los esfuerzos para derogar y reemplazar de forma inmediata el fallido Obamacare no tendrán éxito”, dijo el senador de Kentucky mediante un comunicado.

"En los próximos días el Senado analizará una enmienda que podría derogar el Obamacare con un retraso de dos años, lo que daría el tiempo suficiente para realizar una transición a un nuevo sistema de salud "centrado en el paciente y que dé a los estadounidenses acceso a un seguro abordable y de calidad”, sostuvo McConnell. Sin embargo, tampoco es claro que eso vaya a tener éxito. Esto supone una nueva derrota para Trump, nuevamente propinada por sus propios parlamentarios.

DZC (EFE, dpa, AFP)

DW recomienda