1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Escocia vs. Londres: nacionalistas escoceses no quieren irse de la UE

En su conferencia de primavera, el Partido Nacionalista Escocés (SNP) tiene un tema prioritario: un nuevo referendo sobre la independencia de Escocia.

Nicola Sturgeon, primera ministra de Escocia

Nicola Sturgeon, primera ministra de Escocia

La mayoría de los nacionalistas escoceses están contentos de que el referendo regrese a la agenda nacional de Escocia. Nicola Sturgeon, la primera ministra ya lo  ha propuesto, y expondrá su cometido en la conferencia del Partido Nacional Escocés (SNP) en donde es probable que revele detalles del proyecto.

Opinión: Adiós UE. ¿Hasta la vista Escocia?

¿Cómo será el "brexit" y a qué obstáculos se enfrenta?

La próxima semana Sturgeon pedirá al Parlamento escocés el permiso para realizar un segundo referendo. Dado que la mayoría respalda la independencia de Londres, no debería haber ningún problema.

Los nacionalistas quieren que los escoceses lo decidan en las urnas, ahora que Gran Bretaña concluyó las negociaciones internas sobre su salida de la Unión Europea, pero quieren que tenga lugar antes de que se consume su separación. Pero aún hay una barrera insalvable: para el plebiscito se requiere la autorización de Londres.

Economía en el foco

Ante la perspectiva de que Londres apunta a una "salida dura” o completa de la Unión Europea, Sturgeon cree que, esta vez, habrá una mayoría a favor de abandonar el Reino Unido y quedarse en la UE como país independiente. Así que los temas económicos dominarán el debate y serán decisivos.

Parte de las ganancias de Escocia, provenientes de la explotación de gas y petróleo, son transferidas a Londres. Un tema con el que los secesionistas argumentaron en 2014, aunque perdieron con un 55% de los votos en contra. Ahora, sin embargo, los precios de los hidro

+carburos han caído y con ellos los ingresos por impuestos obtenidos por este rubro.

Pero la mayoría de las personas con ingresos medios aún no está convencida  de la secesión de Escocia. A la clase media la asusta que Escocia sea tan dependiente de la economía del Reino Unido. El 64 por ciento de las "exportaciones" de Escocia se quedan en el Reino Unido.

Mayo bajo presión

En Bruselas, sin embargo, los planes de los separatistas serán mejor recibidos que en 2014. Sólo España, que lucha en su propio país contra las ambiciones separatistas de Cataluña, se opondrá.

En medio de todo, parece improbable que Londres y Edimburgo logren un acuerdo sobre cláusulas especiales para Escocia dentro un posible contrato del "brexit” entre la UE y el Reino Unido.  No en vano, Theresa May, ha decidido "sacar” a todo el Reino Unido de la Unión Europea.Además, dentro su mismo partido conservador lapresionan para que muestre un postura dura ante los nacionalistas escoceses.

Muchos nacionalistas empero, no se van a dar por satisfechos sino con la realización de un referendo para salir del Reino Unido. Y muchos escoceses creen que, esta vez, sí lo van a ganar.

Peter Geoghegan (jov)

DW recomienda