Escabrosas revelaciones en el caso de incesto en Amstetten | Europa | DW | 03.05.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Escabrosas revelaciones en el caso de incesto en Amstetten

El "monstruo de Amstetten", Josef Fritzl, violó a su hija Elizabeth delante de los niños que dio a luz durante su cautiverio, informa hoy el portal del semanario alemán "Der Spiegel". Elizabeth pasó los primeros nueve años de su cautiverio, hasta 1993, en una sola habitación en el sótano de la casa, hasta que su padre habilitó otro cuarto. En ese período tuvo que convivir en ese cuarto con tres de los hijos que nacieron producto de las violaciones de su padre, afirma el semanario.

Elizabeth, afirma "Der Speigel", exculpó en las declaraciones a la policía a su madre Rosemarie. Durante los 24 años en los que estuvo presa sólo su padre le suministraba alimentos y vestimenta. La madre no sabía nada de eso y no tiene nada que ver en el asunto, dijo Elizabeth a la policía. El calvario comenzó cuando un día el padre le dijo que le ayudara a llevar una puerta al sótano. Ahí, primero le puso esposas y la encadenó durante dos días. Después la ató con una soga que le permitía acercarse a un inodoro. El padre, Josef Fritzl, rechazó la versión en sus primeras declaraciones a la policía.

Por otro lado, según la versión de un ex inquilino de Fritzl a la televisora ATV, "se sabía que el padre abusaba de la hija". “Elizabeth fue violada por su padre ya de joven y por eso abandonó la casa, no aguantaba más", dijo, añadiendo que no fue a la policía por "miedo".