Ernesto Cardenal en Alemania: “Este Papa es un milagro” | Europa | DW | 25.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ernesto Cardenal en Alemania: “Este Papa es un milagro”

El poeta y sacerdote nicaragüense Ernesto Cardenal, uno de los representantes más conocidos de la teología de la liberación en América Latina, celebró la llegada al Vaticano del papa Francisco, cuyo mensaje calificó de revolucionario. “Es un gran cambio, un milagro. Este papa ha cambiado todo desde que llegó al Vaticano”, dijo Cardenal en una charla con dpa y la emisora Deutsche Welle poco antes de ser galardonado este miércoles (25.06.2014) en Berlín con el premio alemán de la paz Theodor Wanner por su compromiso social.

“En primer lugar no ha aceptado vivir como papa en el palacio pontificio, no ha aceptado el papamóvil y es uno que habla personalmente por teléfono. Es uno que ha renunciado a vivir como papa”, manifestó con admiración el exministro de Cultura del gobierno revolucionario sandinista nicaragüense.

El teólogo de 89 años fue muy crítico con los dos antecesores de Francisco, Juan Pablo II y Benedicto XVI. Cardenal había llevado a la práctica su compromiso hacia los más débiles al fundar una comunidad de campesinos poetas y pintores en el archipiélago de Solentiname, en el lago Cocibolca de Nicaragua, que se convirtió en semillero de jóvenes que se unieron al sandinismo para derrocar en 1979 al dictador Anastasio Somoza.

El comprometido literato, que sigue dedicado a la escritura y al arte, recibió el galardón dotado de 10.000 euros que será destinado a dos organizaciones de ayuda social en Nicaragua, una de ellas su Fundación Solentiname. Alejado de las lides políticas, Cardenal se identificó con el mensaje de Francisco, que dijo ser también el suyo, un mensaje revolucionario.

“Mi mensaje es el de Jesús de Nazaret, que es el de este Papa: que los últimos serán los primeros. Es una revolución (...) Era el mensaje de Jesús y de los profetas que luego retomó San Francisco de Asís y ahora el papa Francisco, de poner las cosas al revés”. “Yo trato de vivir con el mensaje del Evangelio, que es un mensaje político, que es cambiar el mundo para que haya un mundo mejor después de 100.000 años de desigualdad”. (dpa)