Erdogan consolida su poder | El Mundo | DW | 12.12.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Erdogan consolida su poder

En Turquía, el partido AKP presentó ante el Parlamento un proyecto de enmienda constitucional que busca hacer desaparecer a la figura del primer ministro y fortalecer a la del presidente. Erdogan se frota las manos.

Desde el sábado pasado (10.12.2016), las noticias de Turquía que acaparan titulares alrededor del mundo aluden al doble atentado explosivo que sacudió a Estambul. Y no es para menos: los ataques presuntamente perpetrados por la organización Halcones de la Libertad del Kurdistán (TAK) le quitaron la vida a al menos 40 personas e hirieron a más de un centenar. Pero ese mismo día, pocas horas antes de la tragedia, otro suceso tuvo lugar en Ankara que atiza la preocupación por la situación del país euroasiático.

Los atentados eclipsaron la movida del AKP

El 10 de diciembre, tras reunirse con representantes de la formación opositora Partido de Acción Nacionalista (MHP), el partido Justicia y Desarrollo (AKP) le presentó al presidente del Parlamento turco el borrador de una reforma constitucional que sentaría las bases de un sistema presidencialista y le permitiría al actual mandatario, Recep Tayyip Erdogan, emitir decretos con fuerza de ley. El AKP necesita el apoyo de los diputados del MHP para que el texto pueda ser objeto de un plebiscito.

Si dos tercios del Parlamento aprueban esa moción y la mayoría de la población turca la ratifica vía referendo, la nueva Constitución hará desaparecer la figura del primer ministro y el presidente se arrogará sus potestades; como la de nombrar a los ministros, por ejemplo. La enmienda también haría posible que el presidente tenga vínculos explícitos con un partido, cosa que actualmente está prohibida, aunque se sobreentiende que Erdogan es presidente de la república y al mismo tiempo, de facto, líder del AKP.

Opiniones divididas

Algunos temen que cuando sus nexos con el AKP dejen de ser tácitos, Erdogan dominará el Parlamento con mayor facilidad. No obstante, las opiniones se dividen. No falta quien diga que la enmienda constitucional planteada es positiva porque resuelve el crónico problema de las coaliciones de Gobierno débiles. Observadores lamentan que la duración promedio de un Ejecutivo apuntalado por alianzas es de apenas quince meses y creen favorable que exista un mecanismo capaz de robustecer a quien esté en el Gobierno.

Sin embargo, son muchos los detalles de la reforma que aún no se conocen. Y eso alimenta resquemores porque una enmienda constitucional como la presentada no sólo implica un cambio de sistema, sino una reorientación del orden nacional. El oficialismo sostiene que esta reforma de la Carta Magna protegerá al país de intentonas golpistas como la del 15 de julio de 2016. Está por verse si eso convence al electorado, que podría ir a las urnas en abril. El AKP da por sentado que el Parlamento le dará luz verde a la propuesta.

Autor: Tom Stevenson, desde Estambul

DW recomienda