1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Enfrentamiento en desalojo del aeropuerto de Buenos Aires

Los manifestantes reclamaban el pago de salarios atrasados a la empresa avícola Cresta Roja, sumida en problemas financieros desde hace varios meses. Hubo heridos por balas de goma.

Fuerzas de seguridad argentinas desalojaron a manifestantes de una empresa avícola que bloqueaban parcialmente el acceso al aeropuerto internacional de Ezeiza, el principal de Argentina, en un tenso operativo en el que se registraron enfrentamientos y heridos por balas de goma.

En un primer enfrentamiento, ocurrido durante la mañana, efectivos de Gendarmería obligaron con camiones hidrantes a retirarse a un lateral de la autopista a los empleados de la empresa Cresta Roja, quienes respondieron con palos y piedras al avance de los uniformados y provocaron heridas leves a dos de ellos.

"Nosotros estábamos dialogando con el jefe del operativo de Gendarmería y, por atrás, vinieron los gendarmes a pegar", relató a Efe Carlos Mansilla, uno de los representantes gremiales de Cresta Roja.

"Hay familias, hay chicos, hay mujeres que se ponían a llorar porque veían a los maridos todos golpeados", agregó.

Pasado el mediodía, comenzó un nuevo choque entre los gendarmes y los manifestantes, que intentaban regresar a la autopista por la que se accede al aeropuerto.

El nuevo enfrentamiento provocó heridos de bala de goma entre los manifestantes.

Reunión programada

La vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti, detalló en rueda de prensa realizada en la mañana que el desalojo fue realizado "por orden de un juez" y reiteró que el Ejecutivo encabezado por el conservador Mauricio Macri intervendrá para garantizar que las manifestaciones "no violenten el derecho de libre circulación".

Los manifestantes reclamaban el pago de salarios atrasados a Cresta Roja, sumida en problemas financieros desde hace varios meses y que ya ha ingresado en concurso de acreedores, y temen que la empresa deje en la calle a sus 3.500 empleados.

Un grupo de delegados gremiales de la empresa entregó un petitorio en la sede del Ejecutivo argentino para pedir al Gobierno que intervenga en el conflicto.

Está prevista una reunión para esta tarde, a las 19.00 hora local (22.00 GMT), en el Ministerio de Trabajo para destrabar el conflicto.

El pasado viernes, la jueza a cargo del concurso de acreedores de la empresa, Valeria Pérez Casado, conminó a los propietarios de la firma, los hermanos Ivo y Milenko Rasic, a presentar un plan para retomar la actividad de la compañía y pagar los salarios adeudados.

El desalojo de Gendarmería tuvo lugar tras cuatro días de protestas en el acceso a Ezeiza, en la provincia de Buenos Aires, durante los que se registraron largas demoras a los automóviles con destino al aeropuerto y obligaron a muchos pasajeros a caminar con sus maletas hasta las terminales.

Pese a los inconvenientes, la salida de los vuelos internacionales no registró demoras significativas.

EL(efe, reuters)