¿Enfermo en los Balcanes? ¡Pague o espere! | Europa | DW | 27.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Salud

¿Enfermo en los Balcanes? ¡Pague o espere!

Pocos médicos, largas listas de espera. Quien se enferme en Serbia, Bosnia o Macedonia, necesita optimismo y mucho dinero. Los derruidos sistemas de sanidad pública han favorecido la apertura de clínicas privadas.

Hospital público en Serbia

Hospital público en Serbia

La mayoría de los habitantes de los países de los Balcanes que una vez formaron la socialista Yugoslavia dependen del sistema de salud estatal. En Serbia, Bosnia o Macedonia, donde los salarios mensuales son de un promedio de 400 euros netos y la tasa de desempleo supera el 20%, los exámenes médicos "privados" son un lujo.

Sin jeringas ni agujas ni anticancerígenos

"Mi hija fue diagnosticada con diabetes cuando tenía 16 meses de edad. Y hace más de seis años que esperamos una inyección de insulina", dice Mirela Sisic que dirige una asociación de pacientes en la capital bosnia, Sarajevo.

Los hospitales públicos no cuentan ni siquiera con los medicamentos básicos, a pesar de que la gente ha pagado sus seguros de salud. "El Estado destina extremadamente poco dinero para cubrir los servicios de salud", dice un exfuncionario serbio a DW, quien agrega que "no hay ni jeringas ni agujas ni desinfectantes". Solo en Serbia, con sus siete millones de habitantes, tiene a 75.000 pacientes en lista de espera, a menudo de años. En Bosnia ni siquiera la Clínica Oncológica de Sarajevo tiene medicamentos anticancerígenos. Quien no tiene dinero en los Balcanes: espera que la muerte no sea más rápida que el derruido sistema de salud.

Mundos paralelos

Lejos de las atestadas salas de espera en las clínicas estatales, en su mayoría ruinosas, hace mucho tiempo que existen consultorios y hospitales privados con todo lo que ofrece la medicina moderna, que solo el 2% de la población puede pagar. "Pagamos doble, porque el seguro nacional de salud es obligatorio", se queja Danijela Stankovic-Baricak, experta en Gestión Sanitaria en Serbia.

Pero lo que más le molesta a Danijela Stankovic es que los hospitales estatales están privilegiando a pacientes particulares que pagan más, y en efectivo, por su atención. Y peor, cuando esos pagos se hacen por debajo de cuerda.

¿Corrupción, más efectiva que la atención?

En el Índice de Corrupción de Transparencia Internacional Montenegro, Serbia, Kosovo, Albania, Bosnia y Macedonia ocupan los peores puestos. Así, los países de los Balcanes occidentales siguen siendo pobres. Allí, los médicos son percibidos como los más corruptos, al lado de la policía de tráfico.

Al mismo tiempo, muchos médicos abandonan la región. "En 2017, 180 de 220 médicos recién titulados solicitaron una licencia para trabajar en el extranjero", cuenta Goran Begovic, del sindicato del mayor hospital de Macedonia en Skopje.

El destino más popular es Alemania, donde un médico gana de cinco a seis veces más que en Macedonia o Serbia. En 2016, los serbios fueron el tercer grupo más grande de médicos recién registrados en Alemania, detrás de sirios y rumanos.

El resultado es un círculo vicioso: mientras el personal médico se va, los sistemas de salud de los Balcanes reciben cada vez menos dinero y las colas de pacientes por atender se alargan.

Nemanja Rujecic (jov/vt)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda