1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Encuentro Merkel-Al Sisi cierra con acuerdos

Para la canciller alemana, Angela Merkel, su encuentro con el jefe de Estado egipcio es como un acto de malabarismo: ella discute con él no sólo sobre política de asilo y negocios, sino también sobre derechos humanos.

Este jueves (2.3.2017), la canciller de Alemania, Angela Merkel, se reunió en El Cairo con su homólogo egipcio, el presidente Abdel Fattah al Sisi, para negociar una cooperación que tiene más visos interregionales que meramente bilaterales. La jefa de uno de los Gobiernos más influyentes del bloque comunitario viajó a uno de los países políticamente más importantes del norte de África y le ofreció ayuda para "mejorar la situación” de los refugiados en su territorio, asegurando que Berlín protegería sus fronteras para frenar el flujo migratorio hacia la tierra de los faraones. Egipto ha acogido a 500.000 personas de Siria y de vecinos del sur como Sudán.

Todo apunta a que cuando se habla de "mejorar la situación” en realidad se hace referencia al interés de ambos Estados en impedir que más desesperados sigan cruzando el Magreb para luego ser transportados hacia la Unión Europea por traficantes de personas. Este viernes (3.3.2017), Merkel volará a Túnez para conversar con su primer ministro, Yusef Chahed, sobre el mismo tema. Debido a la inestabilidad y la violencia política prevalente en Libia, ese país queda excluido de su breve gira; pero Alemania ya tiene negociaciones adelantadas con Marruecos en esta materia.

Túnez necesita recursos y respaldos políticos externos para consolidar su democracia; pero Egipto ya cuenta con el apoyo de un gigante, Estados Unidos. De ahí la curiosidad que despierta la tertulia entre Merkel y Al Sisi; ¿qué puede ofrecerle Alemania a Egipto para que su Gobierno detenga a los migrantes que sueñan con llegar a Europa, pero sin dar la impresión de que a Berlín le resultan indiferentes las violaciones de derechos humanos perpetradas con el visto bueno de Al Sisi? Para la canciller alemana, su encuentro con el jefe de Estado egipcio es como un acto de malabarismo.

Migración y derechos humanos

Respondiendo a la propuesta de cooperación en materia migratoria hecha por Merkel, Al Sisi pidió que unos mil solicitantes de asilo egipcios actualmente en Alemania fueran repatriados. Las agencias de noticias no han ofrecido mayor información sobre ese punto, pero, de momento, el récord en derechos humanos del Ejecutivo de Al Sisi basta para generar inquietud. ¿Está pidiendo Egipto que Alemania lo reconozca como un país seguro para el retorno de exiliados y refugiados pese a las críticas que le hacen organizaciones como Amnistía Internacional?

Durante una aparición conjunta con el presidente de Egipto, Merkel dijo que "el Estado de derecho y una sociedad diversa son de gran importancia para el desarrollo de un país”, acotando que ese pluralismo contribuía a construir "capacidad de resistencia contra actividades terroristas”. Cuando la canciller hizo alusión a violaciones de derechos humanos concretas y dijo esperar que las organizaciones no gubernamentales volvieran a tener mayor margen de maniobra en Egipto, Al Sisi replicó: "Usted sabe que tenemos interés en los derechos humanos”.

Sin embargo, a continuación, el líder egipcio le pidió a los europeos que observaran las crisis en el Magreb y tuvieran en cuenta el factor terrorismo. Si los europeos "comprobaran el tipo de amenazas que tenemos... no se lo deseo”, dejó la idea a buen entendedor. "La amenaza terrorista es lamentablemente una amenaza real en Egipto, pero también en Alemania”, rebatió Merkel. Está claro que el debate sobre los derechos humanos no iba a ser dirimido con micrófonos abiertos y en presencia de la prensa. Al final, las declaraciones de Merkel y Al Sisi se concentraron en las políticas antiterrorismo y antiinmigración.

El caso de las fundaciones políticas alemanas

Al Sisi comentó que en Egipto no hay campamentos de refugiados. Según él, los cinco millones de refugiados viven en casas, "comen lo que comen los egipcios como si ellos fueran egipcios”. Consultado sobre si suscribiría un acuerdo para la recepción de refugiados como el firmado por la Unión Europea con Turquía, Al Sisi fue más parco y señaló que aún no se ha llegado a ese punto en las conversaciones… Otro punto importante en la agenda de Merkel era el de la labor de las fundaciones políticas alemanas en Egipto. En ese sentido cabe decir que el encuentro Merkel-Al Sisi cerró con acuerdos.

El Parlamento egipcio aprobó en noviembre de 2016 una ley que obliga a las organizaciones no gubernamentales a pedirle permiso para recibir financiamiento extranjero y les prohíbe enviar dinero fuera de Egipto sin su aprobación. Al respecto dijo Al Sisi: "nuestros amigos en Europa siempre hablan sobre este tema; pero nosotros intentamos conseguir un equilibrio entre los derechos humanos y las medidas de seguridad necesarias para hacer frente al terrorismo que golpea Egipto”. No obstante, el Gobierno en El Cairo se mostró dispuesto a permitir que las fundaciones alemanas retomen sus actividades.

Tras una condena emitida en 2013 contra dos empleados de la Fundación Konrad Adenauer, cercana a los demócratas cristianos de Merkel, las fundaciones políticas germanas enfrentan muchas limitaciones o tienen prohibido trabajar en Egipto. Antes de la rueda de prensa, Merkel y Al Sisi inauguraron tres plantas de electricidad de la compañía alemana Siemens y la egipcia Orascom para reafirmar su cooperación en materia económica, y conversaron sobre la posibilidad de que Alemania contribuya con la formación laboral y la generación de empleos para los jóvenes egipcios.

ERC ( dpa / EFE / AFP )

DW recomienda