1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

En Uruguay recuerdan desmanes de la dictadura

“Impunidad, responsabilidad del Estado ayer y hoy”, fue el lema de la vigésimo segunda edición de la manifestación anual contra el olvido de los desaparecidos durante el último Gobierno militar uruguayo (1973-1985).

Miles de uruguayos marcharon este sábado (20.05.2017) a lo largo de la Avenida 18 de Julio, la principal vía de la capital, Montevideo, en la vigésimo segunda 'Marcha del Silencio', con la que se exige anualmente respeto a los derechos de los detenidos desaparecidos durante la dictadura militar de entre 1973 y 1985. La marcha contó con la presencia de autoridades del gobierno y representantes del Frente Amplio.

Desde la Plaza de los Desaparecidos en América hasta la Plaza de la Libertad, el simbólico recorrido en silencio sirvió para resaltar la "responsabilidad del Estado ayer y hoy", como rezaba una de las pancartas, en alusión a los obstáculos que a lo largo de los años existieron para avanzar en las investigaciones que determinen el paradero de los desaparecidos y sus culpables. Detrás de ella, se elevaban carteles que mostraban el rostro de la mayoría de los más de 200 uruguayos -hombres, mujeres y niños- que se calcula están desaparecidos.

La fecha de la marcha recuerda al 20 de mayo de 1976 cuando fueron asesinados en Buenos Aires, donde se encontraban exiliados, el senador Zelmar Michelini y el diputado Héctor Gutiérrez Ruiz y los militantes del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T) Rosario Barredo y Willian Withelaw y aún no se han aclarado sus muertes.

Rafael Michelini, senador oficialista e hijo de Zelmar Michelini, destacó luego de la marcha la aprobación en el parlamento de "la fiscalía especializada en derechos humanos y delitos de lesa humanidad" que, según él, le dará "mayor profesionalismo" a las investigaciones sobre los crímenes de la dictadura. El senador señaló que el paso del tiempo hace que las pruebas se debiliten y algunos testigos fallezcan, por lo que es necesario aunar esfuerzos para que "aquella bandera de verdad y justicia y nunca más terrorismo se pueda cumplir".

LGC (EFE/ElObservador)

DW recomienda