En la ONU, Brasil repudia el espionaje internacional | América Latina | DW | 24.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

En la ONU, Brasil repudia el espionaje internacional

La presidenta Dilma Rousseff aludió indirectamente a Estados Unidos. Otros mandatarios latinamericanos llevaron a la 68. Asamblea General temas como la paz en Colombia y el papel de Alemania en el Consejo de Seguridad.

En el discurso de apertura de la 68. Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), la presidenta de Brasil, Dilma Roussef,f, puso "a consideración" de las delegaciones el tema del espionaje internacional, al que atribuyó "la mayor relevancia y gravedad".

"Estamos ante un caso grave de violación de los derechos humanos y de las libertades civiles; de la invasión y captura de informaciones, de falta de respeto a la soberanía nacional de mi país", expresó la presidenta, repasando las revelaciones de espionaje de "informaciones empresariales muchas veces de alto valor económico e incluso estratégico", como fue el caso del ente estatal Petrobras; de "representaciones diplomáticas brasileñas (...) y de la propia Presidencia de la República".

"Inmiscuirse de esa forma en la vida de los otros países hiere el Derecho Internacional y ofende los principios que deben regir las relaciones entre ellos, sobre todo entre naciones amigas", remarcó.

Rechazó, de plano, el argumento de Washington de que la práctica de espionaje busca proteger no sólo a Estados Unidos sino a otros países del terrorismo.

"Brasil sabe protegerse. Repudia, combate y no alberga a grupos terroristas. Somos un país democrático, rodeado de países democráticos, pacíficos y respetuosos del Derechos Internacional. Vivimos en paz con nuestros vecinos hace más de 140 años", puntualizó.

Para dejar aun más claro que su mensaje iba directamente dirigido a Estados Unidos, aludió a la "asociación estratégica" entre ambos países, la cual había comenzado a ganar vuelo con la asunción, en 2011, de Rousseff al frente de la presidencia brasileña.

"Gobiernos y sociedades amigas, que buscan consolidar una asociación efectivamente estratégica, como es nuestro caso, no pueden permitir que acciones ilegales, recurrentes, tengan curso como si fueran normales. Son inadmisibles", resaltó.

Juan Manuel Santos (der.) habló del diálogo con las FARC

Juan Manuel Santos (der.) habló del diálogo con las FARC

Diálogo de paz

Por su parte, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, manifestó en la Asamblea General su intención de resolver cuanto antes el conflicto armado que sufre Colombia desde hace 50 años con la guerrilla de las FARC.

"Espero que la guerrilla entienda que llegó el momento de dejar atrás esta confrontación. Llegó el momento de seguir la lucha en democracia. Llegó el momento de cambiar las balas por los votos", afirmó.

Santos aseguró que los colombianos están "cansados del miedo y la violencia" y que su intención es acabar inmediatamente con el conflicto para que el ciclo de violencia y el dolor no se siga repitiendo.

"Agradecemos el apoyo de la comunidad internacional para acabar con el conflicto por la vía del diálogo, pero al mismo tiempo reivindicamos ante el mundo entero nuestro derecho a lograr la paz y nuestra forma de hacer las cosas", aseveró.

La estrategia de Santos para resolver el conflicto atiende a principios de "verdad, justicia y reparación de las víctimas" y se basa en el esclarecimiento real de lo sucedido, el reconocimiento de la responsabilidad, la recuperación de confianza, el acceso a la reparación y la garantía de no repetición, según subraya el gobierno. "No habrá impunidad para crímenes de lesa humanidad cometidos de manera sistemática", subrayó el mandatario.

El presidente resaltó la importancia del narcotráfico como "flecha venenosa que atraviesa el conflicto y se alimenta de él", al tiempo que manifestó su deseo de que la guerrilla se convierta en aliada del Estado para poner freno al narcotráfico. "Una Colombia sin coca y sin conflicto es una utopía que ahora podemos hacer posible".

Sebastián Piñera manifestó apoyo a Alemania

Sebastián Piñera manifestó apoyo a Alemania

Respaldo chileno a Alemania

El presidente chileno, Sebastián Piñera, apoyó la ampliación del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, respaldando el ingreso de Brasil, Alemania, Japón e India como miembros permanentes.

"Estamos en un mundo nuevo, muy distinto al que vio nacer Naciones Unidas", justificó Piñera durante la Asamblea Anual de la ONU.

El mandatario, cuyo país postula a ser miembro no permanente del Consejo de Seguridad, expresó además su apoyó a una "justa" representación de África entre los miembros no permanentes de ese organismo .

El presidente enumeró los logros de su gobierno en los últimos años como méritos que le permitirían formar parte del Consejo de Seguridad de la ONU, en especial la consecución de "prácticamente todos los Objetivos de Desarrollo del Milenio marcados para el 2015".

Piñera sostuvo que existen desafíos globales que requieren una acción multilateral, hoy difícil de articular. "Nuestras organizaciones internacionales parecen resistirse a este mundo nuevo" que ha surgido tras el fin de la Guerra Fría, apuntó.

EL(dpa, EFE)

DW recomienda