1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

"En cada encuentro se avanza un poquito"

Lo que diferenciará a esta cumbre de las anteriores es el trabajo previo e intenso que ha habido antes de este encuentro. DW-WORLD conversó al respecto con Wolf Klinz, parlamentario europeo del bloque liberal.

default

Sede de la V Cumbre entre la Unión Europea y América Latina

La V Cumbre Unión Europea-América Latina empieza. Una de las mayores críticas que se han hecho a las cuatro ediciones anteriores es que al intenso intercambio de discursos no han seguido cosas concretas. Esta cumbre, sin embargo, abrirá un nuevo capítulo en las relaciones intercontinentales, han repetido diversos políticos europeos, con más o menos ahínco. Uno de ellos, el presidente del Parlamento Europeo, Hans Pöttering, presente en Lima, quien ante la emisora Deutschland Funk aseveró que la diferencia entre éste y los encuentros anteriores será, precisamente, la inclusión de las voces de los parlamentos, tanto del europeo como de los latinoamericanos.

Al respecto DW-World conversó con Wolf Klinz, parlamentario europeo de la bancada liberal, quien integra el comité regional para México y la asamblea parlamentaria euro-latinoamericana. .

¿Se ha avanzado, en su opinión, en el desarrollo de la asociación estratégica con América Latina desde la cumbre de Viena?

Wolf Klinz: Yo diría que el punto de partida ha mejorado, sobre todo porque en la Unión Europea hemos avanzado en cuanto a la integración de nuestro ámbito económico. Y el de América Latina también está mejor, no por el desarrollo de la infraestructura sino por la composición de la economía en general.

Sin embargo, el desarrollo de Brasil o México es muy diferente al de Perú o Bolivia. Teniendo esto en cuenta, para los europeos es más fácil adoptar una postura. Los latinoamericanos, en una postura común, no ven reflejados a menudo sus intereses individuales. En esta medida nos acercamos, pero no es así que dos bloques se pongan de acuerdo en un consenso.

¿Cómo ve usted la cohesión latinoamericana?

Las diversas subregiones de América Latina intentan unirse, sin embargo, en cuanto a la integración del ámbito económico nos encontramos bastante lejos de lo que en realidad sería deseable y necesario. Creo que teniendo en cuenta la globalización es imprescindible que AL intente, por lo menos, económicamente unirse más. En Europa comenzamos con acero y carbón, de ello surgió la Comunidad Económica Europea y entre tanto estamos incluso unidos en el ámbito político y hablamos de una Unión Europea.

¿Cuánto difiere la intensidad de las relaciones con las diversas regiones latinoamericanas y por qué?

Las relaciones están muy dominadas por las inversiones directas en aquellos países en donde hay mayores intereses europeos, por ejemplo México y Brasil. El motivo de que en otros países estas inversiones no estén es la limitada infraestructura. Si, por ejemplo, en Ecuador entre el 40% y el 50% de los productos agrícolas se pierden porque la mercancía no puede llegar a los mercados, y que la gente pasa hambre aunque hay producción agrícola suficiente es un signo de que la infraestructura no está desarrollada. Pero allí en donde está desarrollada, se funciona mejor con los europeos.

Los latinoamericanos anhelan que se avance en las negociaciones de la Organización Mundial de Comercio para una liberalización de los mercados…

Nuestro denominador común es decir “tenemos interés en que la Ronda de Doha sea un éxito porque sabemos por experiencia que el libre mercado es provechoso para todos los implicados”. Los países latinoamericanos esperan que los europeos abran sus mercados a sus productos agrícolas y los europeos esperan que se abran los mercados latinoamericanos para sus productos industriales.

Sin embargo, entre tanto, no se trata sólo de negocios, sino que hemos visto que América Latina sufre más por los precios de los alimentos y de la energía, y menos por los aranceles europeos. Muchas monedas latinoamericanas están ligadas al dólar. Con este panorama, deberíamos pensar más allá de los aranceles y enfocar, por ejemplo, la ecología y la protección al medio ambiente, y aportar a que los países desarrollen su infraestructura para que puedan exportar. Si no tienen infraestructura para llevar su mercancía en la calidad y la rapidez no sirve para nada que los mercados se abran….

Siga leyendo: El problema de las subvenciones...

DW recomienda

Enlaces externos