1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

En Berlín, multitud repudió la violencia de género

Una manifestación colapsó una de las principales arterias de Berlín con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género, que pone el foco sobre un problema mundial y que se ha ensañado con América Latina.

Una multitud multicultural, alrededor 350 personas, tomó las frías calles de Berlín para protestar contra la violencia de género, tanto hacia las mujeres, como contra los colectivos LGTB. Se trata de una lacra mundial, que se manifiesta a través de la violencia sexual, psicológica, el acoso, la mutilación genital, la extorsión económica y el asesinato. Todas son consideradas graves violaciones a los Derechos Humanos que afectan a un 70% de las mujeres en todo el mundo, pero que se ha ensañado con Latinoamérica.

La multitud caminó por las calles ya oscuras esta tarde de viernes (25.11.2016) exigiendo un fin a la violencia. Los participantes, la mayoría mujeres, cantaron consignas en varios idiomas. Un nutrido contingente hispanohablante coreaba: "¡Ni una más, ni una más, ni una asesinada más!" También hubo consignas de repudio y rebelión al sometimiento de género: "¡Ni amo, ni Estado, ni partido, ni marido!".

Kenya, una joven proveniente de Baja California, México, se encuentra en Berlín estudiando un doctorado en Estudios Culturales. La estudiante considera que la violencia de género es un problema global cada vez más urgente, sobre todo en América Latina. "La situación es crítica, pero lo más grave es la situación de impunidad. Las mujeres están muriendo y no se hace nada al respecto", señaló a DW.

¡Quien ama no mata, ni humilla ni maltrata! 

México y Centroamérica encabezan la cifra de feminicidios en América Latina. Entre 2011 y 2012, se registraron en México un promedio de 2.700 asesinatos contra mujeres. Aunque las leyes han mejorado, éstas no se aplican. Los agresores no son perseguidos ni son castigados. En América Latina la tasa de impunidad es de 98%.

Pero mientras los asesinatos de varones se realizan con armas de fuego. Las mujeres sufren muertes particularmente dolosas; son estranguladas, mueren por heridas punzocortantes y quemaduras. Los asesinos ejercen su superioridad física sobre sus víctimas hasta su último aliento. 

Un nutrido contingente participó en la manifestación berlinesa.

Un nutrido contingente participó en la manifestación berlinesa.

Verónica es una joven proveniente de Veracruz, México y en Berlín realiza un doctorado en Ciencias Políticas: "Estamos cansadas de la situación que se vive en México. En promedio ocurren siete feminicidios al día, es una situación insoportable".

La estudiante dice que por eso ha salido a la calle, pero advierte que es un problema global.  "Aquí hay mujeres de toda Latinoamérica y de muchos países de Europa porque son víctimas de muchas formas de violencia machista", dijo.

En Argentina se registraron 277 feminicidios en 2014. La sociedad ha repudiado en manifestaciones masivas el feminicidio. Ahí se han registrado casos de víctimas que mueren por incineración. Los verdugos son maridos, novios o ex parejas de las víctimas.  

España discute sobre el problema

La violencia de género mató a 866 mujeres desde 2003 en España, y unas 40 mujeres han muerto por esa causa en lo que va del año.  Una lacra social que ha dejado huérfanos a veinticinco menores de edad.

"Tenemos una Ley de violencia de género, que aunque se le puedan hacer críticas, creo que resalta la violencia específica a la que estamos sometidas las mujeres, y por ejemplo, comparándolo con Alemania, aquí no se contabilizan los asesinatos de mujeres por el hecho de ser mujeres", dice la española Sara Jiménez.

La joven se muestra sorprendida de que en Alemania no se publiquen esos datos bajo la perspectiva de género. "En España cada vez que una mujer es asesinada por su pareja o ex pareja, sale en los telediarios, se habla sobre ello en los periódicos y aquí eso no se da. Aquí jamás he leído una noticia hablando de violencia machista o de género. En España ha habido un trabajo intenso de las feministas, y ha llegado a legislarse y a aplicarse la ley.

Hombres en tacones en Estados Unidos se solidarizan con las mujeres víctimas de violencia. (Imagen de archivo 2013)

Hombres en tacones en Estados Unidos se solidarizan con las mujeres víctimas de violencia. (Imagen de archivo 2013)

Ley alemana contra la violación en el matrimonio

Hace unos días entró en vigor una nueva ley en Alemania que penaliza la violación dentro de la relación de pareja o del matrimonio. Sin embargo críticos señalan que a las víctimas de violencia sexual se les debe proteger mejor, pues las leyes por sí mismas no son suficientes. 

La política del partido Los Verdes, Renate Künast, pide que un centro de atención en el hospital Charité, que ya atiende a mujeres víctimas de violencia de género en Berlín, abra 24 horas al día siete días a la semana. También destaca la necesidad de una capacitación policial específica sobre la violencia de género y la violencia contra los colectivos LGTB, así como más casas refugio para mujeres víctimas de violencia de género, por que las que existen están copadas al 90%.

En 2015, la policía berlinesa registró 14.500 casos de violencia sexual y doméstica, la mayoría de las víctimas fueron mujeres. Se cree que la cifra real es mayor, pues muchas mujeres no denuncian por temor a represalias de su pareja.

Mujeres turcas han retrocedido al Medioevo

La marcha berlinesa fue precedida por un nutrido contingente de mujeres turcas, que protestaron por el retroceso que viven las mujeres en su país. También se veían muchas mujeres africanas, que repudiaron la mutilación genital practicada como un ritual socialmente aceptado en algunas de sus comunidades.

"Es horrible lo que está pasando en Turquía y con las nuevas leyes que ha expedido el presidente en el caso de violaciones contra menores, las mujeres no gozan de ninguna protección. Siempre y cuando el varón se case con la menor violada, se le exime de toda culpabilidad. ¡Imagínese, la menor es violada y además obligada a casarse con su violador!", dice indignada una mujer turca.

Y añade: "A las mujeres turcas las matan, y lo hacen los familiares o los maridos, cuando consideran que la mujer los deshonró a ellos o a la familia. Los asesinatos quedan impunes, aunque sean detenidos, son puestos en libertad. Es como en el Medioevo".