1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Empleado despedido asesina a cinco excolegas en Orlando

Un hombre de 45 años que había perdido su trabajo en abril es el autor del último tiroteo registrado en Estados Unidos. El atacante posteriormente se suicidó.

La Policía de Orlando confirmó que el incidente armado reportado en hora de la mañana de este lunes (05.06.2017) en el condado de Orange, en Florida, fue ocasionado por un hombre de 45 años, cuya identidad no se dio a conocer, quien asesinó a cinco excolegas antes de suicidarse. El atacante llegó hasta las dependencias de la empresa Fiamma, que instala toldos en vehículos recreacionales, y desató el infierno.

 

Más información:

-Estados Unidos: tiroteo en colegio de Texas deja 2 muertos

-Policía: tiroteo con tres muertos en California fue un "crimen racial"

 

El sujeto "mató a cinco personas inocentes esta mañana antes de volver el arma en su contra y pegarse un tiro", dijo a la prensa el sherif de Orange, Jerry Demings, quien detalló que el responsable de la tragedia había sido despedido de su trabajo el pasado mes de abril. De esta forma, se descartó cualquier relación del incidente con un ataque terrorista. Más bien las autoridades lo calificaron de "incidente de violencia en lugar de trabajo”.

Cuatro de las víctimas fatales murieron en el lugar de los disparos, mientras que una quinta perdió la vida en el hospital. Todos eran excompañeros de trabajo del atacante. Otros siete operarios sobrevivieron al ataque armado. También se informó que el atacante tenía ya historial de violencia, pues en 2014 había golpeado a un compañero de trabajo, aunque en esa ocasión no se presentaron cargos.

"Nuevo día triste”

De acuerdo con Demings, solo una de las víctimas era una mujer. Tras recibir un llamado de emergencia, la Policía llegó al lugar y encontró a los muertos y a la persona herida. Junto al cuerpo del atacante estaba su arma y un cuchillo, que no fue utilizado, añadió el sheriff. Antes se había informado que una empleada de la empresa se encerró en un baño cuando el tiroteo estalló, llamó a su hermana y le dijo: "mi jefe está muerto".

Demings habló de "un nuevo día triste" en Orlando, donde hace casi un año, el 12 de junio de 2016, 49 personas murieron en un ataque en un club nocturno de ambiente homosexual, Pulse, en la misma ciudad por parte de Omar Mateen, un guardia de seguridad de origen afgano que aseguró pertenecer a la milicia terrorista Estado Islámico (EI). Esa es la mayor matanza por arma de fuego de la historia reciente de Estados Unidos.

DZC (AFP, EFE, dpa)

DW recomienda