1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

ELN: comienzan las negociaciones de paz

Comienzan las negociaciones de paz en Quito con la última guerrilla colombiana, el ELN. Luego de 50 años, el fin de la guerra civil se ve al alcance en Colombia.

Ocho presidentes colombianos han intentado sellar la paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), sin éxito. Juan Manuel Santos también ha sufrido percances en sus negociaciones con el grupo. Hasta la semana pasada era incierto si las negociaciones de paz, las cuales se han pospuesto muchas veces, podrían llevarse a cabo, ya que el ELN todavía tenía en su poder al diputado secuestrado Odín Sánchez. Solo la liberación de éste, el 4 de febrero, abrió paso al dialogo.

A diferencia de las FARC, el ELN es un grupo descentralizado. Mientras que el 95% de los combatientes de las FARC se han desmovilizado por su estructura jerárquica, es incierto hasta que punto los miembros del ELN se sientan obligados a cumplir con una negociación de paz. El grupo fue fundado en 1964 como una mezcla de marxismo, cristianismo, y nacionalismo, y hoy cuenta con 1400 hombres armados. El ELN no busca transformarse en partido político, sino consolidar la participación de la sociedad civil en los procesos de decisión políticos.

Clero Comunista

La conexión entre la Iglesia católica y el ELN todavía está presente hoy: el arzobispo de Cali, Darío de Jesús Monsalve, es el actual representante episcopal en las negociaciones de paz con el ELN. Thomas Wieland, el director para Colombia de la organización eclesiástica Adveniat, indicó que Monsalve "ha jugado un papel importante en abrir la puerta a las negociaciones con el ELN”, agregando que "el ELN pidió a la Iglesia participar en el proceso de paz”. El compromiso de Monsalve con la paz es una misión peligrosa; por varios meses ha recibido amenazas de muerte. Weiland indica que las negociaciones con el ELN serán mas complicadas y tomarán más tiempo que las de las FARC. 

Secuestro en vez de Drogas

Todavía el gobierno colombiano y el ELN no han determinado en detalle qué puntos serán negociados. El negociador del gobierno será el antiguo ministro de Agricultura Juan Camilo Restrepo, mientras que el ELN mandará a Pablo Beltrán, ingeniero químico de 63 años, que es uno de sus comandantes. Beltrán es acusado de ser responsable de muchos secuestros efectuados por el grupo. Entre los temas que se tratarán en Quito, principalmente se debatirá cómo involucrar al pueblo colombiano en las negociaciones. Otros temas serán las reformas políticas, las víctimas del ELN, y la desmovilización de los combatientes.

Secuestros y oleoductos

Es difícil anticipar cuánta participación querrían los colombianos en el proceso de paz con el ELN. En los últimos años el grupo ha llevado a cabo secuestros y quema de oleoductos de compañías internacionales, por lo cual es odiado por el pueblo colombiano. La masacre de Machuca, del 18 de Octubre de 1998, queda todavía como un recuerdo cruel, donde una explosión de un oleoducto causó la muerte de 84 personas, la mitad de ellos niños.

¿Qué tan serio toma el ELN las negociaciones de paz?

A pesar de las conversaciones de paz que se avecinan, el ELN aún se ve implicado en actividades de secuestro. El soldado colombiano Fredy Mahecha Morena, que fue secuestrado en la frontera con Venezuela, aún espera ser liberado por el grupo. 

Otro ámbito clave que podría complicar más las discusiones de paz es hasta qué punto se responsabilizará el ELN por sus crímenes y si en realidad desarmará a sus combatientes.  El líder de la negociación por parte del ELN ha anunciado querer que se aplique al grupo el mismo sistema especial judicial que fue negociado para las FARC. Muchos han criticado ese sistema judicial por considerar que la penalización de los crímenes es muy leve.

DW recomienda