1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Electores franceses en Alemania: “el ambiente se desinfla”

Cerca de 26.000 ciudadanos franceses votaron este domingo desde Alemania. Su candidato preferido: Emmanuel Macron. El balotaje quizá no les resulte atractivo.

¿Quién puede votar?

Hasta ahora, los franceses residentes en el extranjero solo habían podido participar una sola vez en la decisión de quién ocupa el Palacio del Elíseo: fue en 2012, cuando el hoy impopular François Hollande fue elegido presidente. Una reforma constitucional de 2008 abrió la puerta para que los franceses residentes en el extranjero pudieran participar tanto en las elecciones para la Asamblea Nacional como en los comicios presidenciales. Autoridades francesas estiman que 2,5 millones de franceses viven actualmente en el extranjero. Consulados franceses tenían registrados en 2016 a 1,8 millones de franceses expatriados, casi cuatro por ciento más que el año anterior. En Alemania viven 114.000 franceses, 53.000 de los cuales están inscritos en el padrón de la actual votación presidencial.

 

Lea también: 

-Le Pen renuncia temporalmente de la presidencia del Frente Nacional

-Francia: ¿Qué significa la elección para la UE?

 

¿Alta participación?

Tradicionalmente, la participación es alta en las elecciones presidenciales francesas. En la primera vuelta de los comicios del pasado domingo (23.04.2017), participaron cerca de 80 por ciento de los franceses con derecho a voto. La situación fue distinta para los votantes franceses en Alemania: solo la mitad fue a las urnas. Una posible causa son los difíciles obstáculos formales. No existe el voto por correo. Quien desee participar, debe buscarse un consulado.

En Alemania y otros países, dificultades de organización causaron largas filas y demoras de varias horas para votar. Stefan Seidendorf, vicedirector del Instituto Germano-Francés, no se muestra sorprendido. "Todas las embajadas francesas tienen el problema de que son instituciones diplomáticas, no administrativas. De vez en cuando tienen que expedir pasaportes o actas o celebrar elecciones. Pero no tienen suficiente personal para todo”. En Francia se ha discutido mucho la posibilidad de votar por correo, pero hasta el momento no hay resultados concretos, dice Seidendorf.

Macron (izq.) y Le Pen, los candidatos del balotaje.

Macron (izq.) y Le Pen, los candidatos del balotaje.

¿Quién ganará?

Si fuera por los franceses residentes en Alemania, la ventaja de Emmanuel Macron en la votación sería irreversible. Así lo demuestran las cifras oficiales preliminares dadas a conocer por la embajada francesa en Alemania. En general, el candidato liberal de 39 años de edad captó el domingo 23,9 por ciento de los votos y llegó así a la segunda ronda. Entre los franceses residentes en Francia, Macron acaparó 55 por ciento de los votos. Su oponente nacionalista, Marine Le Pen, solo obtuvo el 3,3 por ciento de los votos válidos de franceses en Alemania y quedó en quinto lugar. En general, Le Pen recabó 21,4 por ciento de los votos, muy cerca de Macron.

Stefan Seidendorf ve dos razones por las cuales los franceses votan distinto dentro y fuera de Francia. Los franceses que viven en el extranjero a menudo cuentan con educación superior y buenos salarios. "Es decir, tenemos ahí un electorado más liberal desde el punto de vista económico y político que el promedio de los franceses”, dice el sociólogo. Macron se anota puntos en el extranjero, además, por su política proeuropea. "Para los franceses que viven en otros países de la Unión Europea, es muy importante que prosiga la integración de Francia en la UE. Para ellos, es el principal criterio para decidir su voto”.

Stefan Seidendorf, del Instituto Germano-Francés (archivo).

Stefan Seidendorf, del Instituto Germano-Francés (archivo).

Influencia relativa

Con solo 1,8 millones de franceses en el extranjero, muchos de los cuales no van a las urnas o ni siquiera se registran en el padrón electoral, el voto exterior tiene poca influencia en el resultado general, dice Seidendorf. Otra cosa sería si se presenta un resultado "muy, muy cerrado”. Qué tanto se promocionan los candidatos franceses en el extranjero, es cosa que depende de cada público específico. En grandes comunidades, por ejemplo Berlín, "la mayoría de los candidatos presidenciales aparece una que otra vez para luchar por esos votos”.

Seidendorf no cree que la participación de los franceses en Alemania crezca en el balotaje de las elecciones presidenciales francesas. De hecho, parece creer en lo contrario, y no solo debido a las dificultades organizativas. "El ánimo se ha desinflado un poco. Las encuestas pronostican una clara victoria de Macron, y por ello, me puedo imaginar que muchos electores franceses en Alemania preferirán quedarse en casa”.

Autora: Helena Kaschel (ELM/DZC)

DW recomienda