1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Elecciones presidenciales en Mali

Tras año y medio de crisis y caos, los ciudadanos de Mali asistieron este domingo a las urnas para elegir un nuevo presidente, en una jornada electoral con una alta participación pese al temor a ataques islamistas.

A las elecciones presidenciales de Mali se presentaron 27 candidatos, entre ellos varios ex primeros ministros y una mujer, pero los aspirantes con más posibilidades son Ibrahim Boubacar Keita (68), un político veterano y Soumaila Cissé (63), ex ministro de finanzas.

El presidente de transición Dioncounda Traoré, que ha dirigido el país desde el golpe de Estado del año pasado, envió un mensaje al pueblo para que participe en este "acontecimiento histórico".

El resultado de los comicios, considerados clave para la vuelta del país a la democracia, se conocerá probablemente el próximo viernes. La participación fue elevada y muchos ciudadanos se acercaron a los locales de votación horas antes de su apertura para votar lo antes posible.

"He participado en muchas elecciones, pero nunca había visto a tanta gente", contaba el elector Daouda Bertet tras depositar su voto en la escuela Nelson Mandela de Bamako. "Parece que los malienses han comprendido que es momento del cambio y que el voto puede influir en algo". En el pasado, la participación electoral en el desértico país de África occidental fue reducida.

Temor a ataques

Los insurgentes islamistas habían amenazado con atacar los centros electorales en el norte del país, zona que controlaron un tiempo tras el golpe de Estado perpetrado por militares, y de la que fueron expulsados con ayuda de las tropas francesas y africanas en los meses pasados. Pero hasta la tarde no se habían producido incidentes significativos.

No obstante, miles de soldados de la misión de la ONU Afisma y las fuerzas francesas vigilaron los comicios. "Las fuerzas de seguridad registran a todos los electores antes de entrar a los locales electorales", dijo un observador de la independiente Comisión electoral Nacional (INEC). "Son amables, pero firmes". Las elecciones fueron asimismo vigiladas por observadores de la Unión Europea (UE) y Africana (UA), así como de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Ecowas).

Los medios malienses destacaron los enormes retos que esperan al presidente, ya que el golpe de Estado de marzo y la toma del pode temporal del norte por los islamistas sumieron al país en la recesión y la pobreza. El país cuenta con la ayuda de la comunidad internacional, que ha prometido al país más de 3.000 millones de euros para la reconstrucción, aunque a condición de la celebración de elecciones libres y justas.

El ministro alemán de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, calificó los comicios de un paso importante hacia una situación democrática. “Deseo que la mayor cantidad de gente pueda ejercer su derecho a voto, también en el norte del país, y espero que las elecciones transcurran pacíficamente”, señaló el ministro en Berlín.

er/rml (dpa, epd)

DW recomienda