1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Elecciones en Myanmar: Aung San Suu Kyi, reina de corazones

La especial relación de la líder opositora Aung San Suu Kyi con su pueblo, especialmente en las zonas rurales, marcó las elecciones parlamentarias del domingo en Myanmar.

Ver el video 02:10

Myanmar elige nuevo Parlamento

Decenas de miles acuden a verla. Aung San Suu Kyi recorre desde hace semanas Myanmar (antigua Birmania), para movilizar a sus seguidores y sumar votos para su partido, la Liga Nacional para la Democracia (NLD, por sus siglas en inglés). Ha asegurado a sus seguidores que regirá el país si ganan las elecciones, aunque una cláusula constitucional le prohíbe ser jefa de Estado. Así lo reiteró a la prensa internacional, en una conferencia de prensa en el jardín de su casa, en Rangún: "Tenemos un candidato a presidente. Y yo estaré por encima del presidente".

La afirmación de la premio Nobel de la Paz, convertida en ícono de las aspiraciones democráticas de su país, así como el vago programa electoral del NDL han sorprendido a algunos observadores occidentales. Se repiten palabras clave como transparencia, imperio del derecho, democracia, sin propuestas políticas concretas. El NLD se niega vehemente, además, a revelar a quién entregaría la silla presidencial, en caso de ganar. A pocas horas de las elecciones se hace evidente: Aung San Suu Kyi es el programa del NLD.

Miles asistieron al acto de campaña del NLD en Kawhmu, a fines de octubre.

Miles asistieron al acto de campaña del NLD en Kawhmu, a fines de octubre.

"Madre Suu", "la amamos"

Para la mayoría de los birmanos, se trata de una decisión sabia, no problemática, aseguró a DW una votante del NLD, que prefirió reservarse su nombre, de camino a Kawhmu. La localidad compuesta por varios pueblos, a sesenta kilómetros al suroeste de Rangún, es el distrito electoral de Aung San Suu Kyi, especialmente adecuado para explorar la relación de los birmanos con su "Madre Suu".

Las críticas a Aung San Suu Kyi han crecido en las ciudades y en regiones habitadas por minorías. Pero las zonas rurales, donde vive un 70 por ciento de los birmanos, siguen fascinadas con su figura. Kawhmu es una típica localidad de la región del Delta. Pequeñas elevaciones, pocos ríos, electricidad a ratos, una calle principal llena de baches y solo asfaltada por tramos. La vida depende de la agricultura. No hay industria pero, desde hace poco, existe una pequeña plantación de caucho.

Residencia nominal de Aung San Suu Kyi, en Kawhmu.

Residencia nominal de Aung San Suu Kyi, en Kawhmu.

Aung San Suu Kyi tuvo que registrarse en este distrito electoral para poder ser votada como candidata. Se residenció en Wa Thin Kha, un pueblo de etnia Karen, en medio de un bosque de bambú, intentando resaltar así su compromiso con las minorías del estado plurinacional. Sobre una calle de un solo carril se llega a la casa de Aung San Suu Kyi. Amplia y de piedra, diferente de la mayoría de sus vecinas. La hizo construir en 2012, pero solo la ha visitado dos veces. Allí habita la familia de Than Than Lay, de nueve miembros.

Pero eso no importa, igual votarán al NLD, dicen los habitantes del pueblo. ¿Qué esperan del partido?: "Nada. Solo queremos que Daw Aung San Suu Kyi gane. La amamos", aseguran. A la pregunta de si ha cambiado algo desde 2012, cuando Aung San Suu Kyi entró por Kawhmu al Parlamento, responden, tras pensarlo un buen rato, que se pintaron las paredes de la escuela.

En Kawhmu, pareciera que todos aman a Aung San Suu Kyi.

En Kawhmu, parece que todos aman a Aung San Suu Kyi.

Pequeños proyectos y gran confianza

U Aye Thein, líder de la oficina del NLD en Kawhmu y opositora desde las protestas de 1988, es más concreta: en Kawhmu se construyó un nuevo sistema de desagüe, que acabó con las repetidas inundaciones. La fundación Daw Khin Kyi, de Aung San Suu Kyi, financia una biblioteca móvil y una escuela de hotelería, que ofrece una excelente formación a unos 90 jóvenes aspirantes a recepcionistas, cocineros y mucamas, según su director.

Esas son las iniciativas que necesita la región, donde escasea el empleo, resalta U Aye Thein. Quizás se pueda establecer una fábrica de neumáticos, aprovechando la plantación de caucho, sugiere. No conoce planes concretos del NLD pero está seguro de que Aung San Suu Kyi tiene un plan: "Confiamos en ella", remata.

Cuando Aung San Suu Kyi gobierne, seremos felices, dicen muchos en Kawhmu.

Cuando Aung San Suu Kyi gobierne, "seremos felices", dicen muchos en Kawhmu.

Por el NLD, contra el Gobierno

La gran confianza en la líder del NLD se alimenta además de la desconfianza en la gobernante Unión Solidaria y Desarrollo (USDP, por sus siglas en inglés) y en los militares. En un pueblo tan pequeño como Kawhmu es imposible no encontrarse y conversar en la casa del té con los militantes del USDP, pero "no hay ni un solo punto en el que coincidamos", dice U Aye Thein, que asegura que las elecciones serán manipuladas.

¿Cómo logrará entonces el NLD hacerse con el aspirado 80 por ciento de los votos en Kawhmu? La pregunta queda abierta. Pero si de una cosa están seguros U Aye Thein y la mayoría de los pobladores de Kawhmu es de que, para marzo de 2016 –fecha en la que prevén que terminará la transición a un nuevo Gobierno, tras las elecciones−, el NLD gobernará el país. Y Aung San Suu Kyi estará a la cabeza del Gobierno: "Entonces, simplemente, seremos felices", escuchó DW, una y otra vez, en Kawhmu.

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema