1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

El Vaticano y la Iglesia Ortodoxa Rusa se citan en Cuba

Tras mil años de cisma, la primera reunión entre un pontífice romano y un jefe de la Iglesia Ortodoxa Rusa pondrá a prueba la flexibilidad del papa Francisco y del Patriarca Kiril en temas como Ucrania, terrorismo, Siria y la defensa del cristianismo. "Para derrotar a este mal (el terrorismo yihadista) necesitamos una coalición de todas las personas de buena voluntad", dijo Hilarión, jefe de relaciones exteriores de la Iglesia Ortodoxa Rusa, al anunciar el encuentro del próximo viernes (12.2.2016) en Cuba. Católicos y ortodoxos comparten una misma deidad y un mismo evangelio, pero sólo ahora se han puesto de acuerdo en denunciar al unísono la persecución de las minorías cristianas en Oriente Medio y el norte de África. Pese a que la reunión será breve y tendrá lugar en el aeropuerto de La Habana, es una ocasión inmejorable para que ambos líderes religiosos puedan ejercer sus buenos oficios y limar asperezas entre Moscú y Roma con una declaración conjunta. El papa Francisco tendrá que hilar muy fino, si no quiere irritar a los ortodoxos, que son muy sensibles con cualquier incursión en sus fronteras canónicas, no en vano siempre acusan a los católicos de proselitismo en su territorio histórico. No obstante, nadie ha puesto pegas a que la Iglesia Ortodoxa Rusa abra templos en países con escasos fieles ortodoxos o de mayoría católica, como en América Latina, adonde Kiril irá de gira la próxima semana (Cuba, Brasil y Paraguay). El papa Juan Pablo II, mal visto en Moscú por su papel en la caída del Comunismo, no pudo cumplir su sueño de visitar Rusia, pero el actual pontífice ya ha dado el primer paso al aceptar reunirse con el patriarca ruso en territorio neutral, encuentro que debe ayudar a superar el cisma de 1054. (EFE)