1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

El turismo al rescate de Grecia

Este verano ha sido una bendición para la industria turística helena. Los vacacionistas griegos brillan por su ausencia, pero los extranjeros viajan en masa al país sureuropeo. ¿Será el turismo el salvavidas de Grecia?

Andreas Andreadis, hotelero y presidente de la Federación Griega de Empresas Turísticas (SETE), no puede ocultar su regocijo cuando informa que el turismo prospera en territorio heleno como nunca antes, sobre todo gracias a los vacacionistas extranjeros. El verano de 2013 ha sido una bendición para ese sector de la economía nacional. “Nosotros nos habíamos puesto una meta ambiciosa: conseguir que 17 millones de personas vinieran a Grecia este año. Todo apunta a que alcanzaremos esa marca. De hecho, podríamos superarla”, dice Andreadis.

Según el empresario, eso significaría un incremento del 10 por ciento en comparación con el número de turistas que visitaron Grecia en 2012, sin contar a quienes viajan en los cruceros. Y el banco central heleno estima que los ingresos generados por la industria turística local aumentaron en alrededor del 18 por ciento. Las reservaciones hechas desde Alemania se han multiplicado por primera vez desde el estallido de la crisis fiscal en el país mediterráneo y los griegos han descubierto nuevos mercados al este de Europa.

Al cotejar las estadísticas de 2012 y 2013 queda claro que los vacacionistas ucranianos han duplicado sus reservaciones. Y tanto los rusos como los turcos se cuentan en cientos de miles. Los extranjeros que viajan a Grecia le aportan 11.500 millones de euros al año. Son los griegos quienes no pueden darse el lujo de pasear a sus anchas por la geografía nacional. Andreadis explica que el ingreso anual generado por el turismo interno antes de 2008, cuando comenzó la crisis financiera global, se redujo a la mitad: 1.500 millones de euros.

Santorini, un pequeño archipiélago circular formado por islas volcánicas y localizado en el sur del mar Egeo.

Santorini, un pequeño archipiélago circular formado por islas volcánicas y localizado en el sur del mar Egeo.

Temporada prometedora

Andreadis, quien opera hoteles de lujo en la península de Calcídica, aspira a que los turistas de otros países ayuden a compensar esas pérdidas. Si la tendencia que se ha hecho palpable este verano se mantiene, el turismo podría convertirse en el salvavidas de Grecia, que lleva un lustro sumida en la recesión. Hoy día, un quinto del Producto Interno Bruto nacional proviene del turismo externo, que es una de las columnas de la economía helena, junto a la industria naviera y a la agricultura.

El hombre fuerte de Atenas, el primer ministro Antonis Samaras, está convencido de que el turismo puede convertirse en motor del crecimiento económico griego. “Tenemos que aguantar hasta que llegue el verano. A partir de septiembre nuestras finanzas recibirán un impulso notable”, prometió el jefe de Gobierno a finales de 2012. Thanassis Mavridis, analista económico y director del sitio web capital.gr, tiene sus dudas: “El boom del turismo nos dio una buena noticia en el momento apropiado, pero no hay razón para la euforia”, señaló.

Tasos, una isla griega ubicada cerca de la costa tracia, en la parte más septentrional del mar Egeo.

Tasos, una isla griega ubicada cerca de la costa tracia, en la parte más septentrional del mar Egeo.

¿Un boom mal aprovechado?

A juicio de Mavridis, el turismo sólo podrá aceitar el engranaje económico de Grecia si el Estado interviene para darle un buen impulso a esa industria. El analista lamenta que no se haga nada concreto para hacer viable la prolongación de la temporada turística ni para aprovechar el potencial de la infraestructura a la mano. “La inseguridad que inspiran las leyes de propiedad de inmuebles ahuyentan a muchos inversionistas. España y Turquía están un paso adelante en este sentido; en esos países se venden muchos inmuebles a extranjeros”, cuenta Mavridis.

Otros expertos dan por sentado que la temporada turística será extendida para que Grecia pueda acoger a los vacacionistas que dejarán de ir a Egipto y otros países del Cercano Oriente debido a la inestabilidad política que se vive en esa región. No obstante, Andreadis advierte que la situación crítica que se registra en la franja oriental del mar Mediterráneo trae consigo más riesgos que beneficios. “Un ataque contra Siria perjudicaría al turismo griego, sobre todo a la rama de los cruceros. Los problemas de nuestros vecinos no nos aportan nada bueno”, dice el presidente de la Federación Griega de Empresas Turísticas (SETE).

DW recomienda