1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El tifón Nock-Ten llegó a Filipinas

En Filipinas, decenas de miles de personas fueron evacuadas por la llegada del tifón Nock-Ten. Pese a la emergencia, las autoridades siguen buscando a quienes perpetraron un ataque explosivo cerca de una iglesia católica

En Filipinas, más de 200.000 personas buscaron refugio para protegerse del tifón Nok-Ten, que tocó tierra este 25 de diciembre en el este del país con vientos sostenidos de 185 kilómetros por hora y rachas de hasta 225 kilómetros por hora. Así lo informaron las autoridades de la provincia de Catanduanes. El servicio meteorológico local emitió una alerta por tormentas para 38 provincias y pronosticó olas de hasta 2,5 metros de altura en algunas regiones costeras. En algunas provincias se vio interrumpido el suministro eléctrico.

Los deslizamientos de tierra y la caída de árboles bloquearon algunas carreteras. Decenas de miles de personas fueron evacuadas por la llegada del tifón de categoría cuatro. Los equipos de emergencia trabajaron a destajo durante toda la jornada para realojar en centros deportivos y escuelas a miles de residentes de la región de Bícol, donde se encuentra Catanduanes, ante la "grave amenaza” que supone el tifón, bautizado por los locales como "Nina”. Se ha declarado el estado de alerta para una docena de provincias.

Ni el tifón detiene la violencia

Se prevé que el tifón llegue este lunes (26.12.2016) a la capital, Manila. A pesar de la emergencia, la Policía filipina continúa buscando a los responsables de un ataque con granada que dejó trece heridos este 24 de diciembre frente a un iglesia católica del sur del país. Entre los lesionados figura un oficial. La explosión sucedió a unos 30 metros de las puertas del recinto religioso de la ciudad de Midsayap, en la provincia de Cotabato, en la sureña isla de Mindanao, donde actúan varios grupos islamistas radicales.

Filipinas es un país predominantemente católico –80 por ciento de la población–, pero, en Mindanao, la mayoría de la población profesa la fe musulmana. Estas formaciones extremistas exigen la independencia de Mindanao. La explosión de este sábado (24.12.2016) se produjo debajo de un coche policial e hirió a varios de los feligreses que oían la misa de Nochebuena desde la calle. Las autoridades investigan con miras a constatar si existen motivos políticos o religiosos detrás del ataque. Hasta ahora nadie se ha atribuido el atentado.

En el pasado, extremistas locales relacionados con la red terrorista Al Qaeda llevaron a cabo atentados con bombas contra iglesias en los días de Navidad. El 80 por ciento de la población del país es católica.

ERC ( EFE / dpa / Reuters )

DW recomienda