1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

El TEDH condena a Italia por maltrato a inmigrantes

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó a Italia por la detención y repatriación ilegal de tres inmigrantes tunecinos que se encontraban entre los decenas de miles que llegaron a sus costas hace cuatro años.

Ese tratamiento de los inmigrantes violó varios artículos de la Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, señaló el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), con sede en Estrasburgo, que vigila su cumplimiento. Italia puede apelar la decisión.

Saber Ben Mohamed Ben Ali Khlaifia, Fakhreddine Ben Brahim Ben Mustapha Tabal y Mohamed Ben Habib Ben Jaber Sfar llegaron a la isla de Lampedusa en septiembre de 2011, en medio de la crisis de refugiados desatada por los levantamientos de la Primavera Árabe.

Allí fueron retenidos en un centro de detención abarrotado durante cuatro días, hasta que los internos se rebelaron y le prendieron fuego. En respuesta, las autoridades evacuaron a los inmigrantes, los retuvieron en barcos amarrados ante el puerto de Palermo en Sicilia y los repatriaron después de una semana aproximadamente. Fueron expulsados en base a tratados migratorios extintos firmados durante el régimen de Zine el Abidine Ben Ali.

Italia violó convenio de DD. HH.

Con esa actuación, Italia violó los artículos 3, 4, 5.1, 5.2, 5.4 y 13 del Convenio, referentes a principios clave como la prohibición de tratamiento degradante y deportaciones colectivas y el derecho a la libertad, consideró el Tribunal. Por ello, Italia tendrá que pagar a cada uno de ellos 10.000 euros (11.260 dólares) en daños más 9.344,51 euros para cubrir gastos legales.

El TEDH forma parte del Consejo de Europa, una institución paneuropea no relacionada con la Unión Europea. Su secretario general, Thorbjorn Jagland, saludó la decisión del tribunal como un "recordatorio oportuno a los 47 países del Consejo de Europa de que los solicitantes de asilo y migrantes deben ser tratados como seres humanos con los mismos derechos básicos que cualquier otra persona".

No es la primera vez que controvertidas políticas migratorias de línea dura adoptadas por Italia durante el gobierno conservador de Silvio Berlusconi entre 2008-2011 lo han enfrentado al tribunal de Estrasburgo. En 2012, la corte emitió una sentencia contra las devoluciones automáticas, cuando los inmigrantes interceptados en el mar eran enviados automáticamente de regreso a Libia sin comprobar quién podría solicitar asilo.

Los inmigrantes y refugiados rescatados en el Mediterráneo son llevados ahora a tierra firma por patrullas italianas y europeas. El número de llegadas a suelo italiano aumentó de forma dramática, de 62.500 en 2011 a 170.000 el año pasado, cifra que se espera al menos igualar en 2015.

CP (dpa, afpd)