1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

El sube y baja en la popularidad presidencial

El desempeño económico, el manejo de los recursos, la impartición de justicia y la lucha contra la corrupción determinan el sube y baja en la popularidad de los presidentes, como se ve en México.

La popularidad del presidente mexicano Enrique Peña Nieto cayó siete puntos en los últimos doce meses, del 51 por ciento al 44 por ciento, según una encuesta publicada por el Pew Research Center. El sondeo, que coincide con una reestructuración del gabinete de Peña Nieto, asegura que el 72 por ciento de los mexicanos está insatisfecho con el manejo en cuestiones como educación, seguridad, economía y combate a la corrupción. Los escándalos en torno a un presunto conflicto de interés que salpicaron al entorno cercano de Peña Nieto en 2014, así como la fuga del narcotraficante Joaquín "el Chapo" Guzmán el pasado 11 de julio, influyeron en la percepción de los ciudadanos.

Nadie se explica cómo pudo fugarse el Chapo de una prisión de máxima seguridad.

Nadie se explica cómo pudo fugarse el "Chapo" de una prisión de máxima seguridad.

Corrupción política y pacto de impunidad

El catedrático de la Universidad de Columbia y experto en temas de narcotráfico, Edgardo Buscaglia, advierte que el problema en México es la corrupción política y la impunidad. "El sistema judicial mexicano se cierra, se paraliza automáticamente cuando existen investigaciones contra políticos en ejercicio. No se investiga, y se asedia a los periodistas que sí lo hacen y hasta se los asesina. Ese es el caldo de cultivo por el cual la delincuencia organizada sigue prosperando y expandiéndose en México a través de múltiples tipos de delitos", señala Buscaglia.

El experto destaca que la corrupción existe en todas partes del mundo y recuerda el caso de Brasil, en donde la presidenta Dilma Rousseff está en el ojo del huracán por el mismo tema. "Pero los sistemas judiciales de Brasil funcionan, investigan, encarcelan a los empresarios y ya hay sentencias judiciales en el caso de Petrobras. Ya se tienen políticos al más alto nivel acusados. En la medida en la que los sistemas judiciales reaccionan y generan sentencias la corrupción no es tan preocupante".

Buscaglia lamenta que ese no sea el caso de México, en donde los políticos en ejercicio se protegen entre sí para intercambiar favores y traficar influencias. Pero destaca que el club de impunes no romperá con su situación privilegiada; la presión tiene que venir de la ciudadanía, de los empresarios y de la comunidad internacional.

Escasez de alimentos y productos básicos en Venezuela.

Escasez de alimentos y productos básicos en Venezuela.



La popularidad de Maduro, en el piso

La recesión económica, la alta inflación y el desabastecimiento de productos básicos, aunados a los menores ingresos que percibe Venezuela por sus exportaciones de petróleo, han provocado una caída en picada en la popularidad del presidente Nicolás Maduro. Según la empresa Datanálisis, la aprobación del mandatario cayó al 22 por ciento. "Es probablemente uno de los niveles de popularidad más bajos entre los presidentes venezolanos", afirma el politólogo Javier Corrales, del Amherst College, de Massachusetts.

Además de la crisis económica, la crisis de gobernabilidad y la inseguridad, el experto destaca la peligrosa combinación de control de cambios con la caída de los precios del petróleo y el gasto desenfrenado del sector público. "El gobierno está racionando los dólares a muchos sectores. Sin dólares no puede haber importaciones y eso paraliza la actividad productiva del país. La gente trata de cambiar sus bolívares por dólares baratos y tan pronto puede, los saca, eso está provocando una fuga de capitales del país", sostiene Corrales.

Bolivia, brilla por buen desempeño

Corrales señala que la baja de los precios del petróleo y de las materias primas no son la causante absoluta de un mal desempeño económico. Ejemplo de ello es Bolivia. "Al igual que Venezuela, este país depende de la explotación y exportación de recursos naturales, en este caso, de gas natural. Tiene también un gobierno anti-imperialista, socialista y chavista. Sin embargo, Bolivia no está sufriendo un desplome económico como el de Venezuela. Por el contrario, está registrando altos niveles de crecimiento económico".

El experto señala que el gobierno de Maduro y el de Evo Morales han abordado de manera muy distinta su dependencia de las materias primas. "Bolivia ha tenido un mucho mejor manejo", afirma.

DW recomienda