1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

El Salvador celebra 25 años de paz

El Salvador celebra el 25 aniversario de los Acuerdos de Paz de Chapultepec, con los que el Gobierno y la guerrilla del FMLN pusieron fin a 12 años de guerra civil (1980-1992).

La jornada conmemorativa incluye un acto oficial realizado por la Presidencia, el cual será presidido por el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, quien estará acompañado de autoridades de su Gobierno.

Más de 60 artistas cantarán en un concierto organizado por la representación de Naciones Unidas en El Salvador con el apoyo de la Fundación Make Your Peace y la empresa privada.

En el concierto, que se llevará a cabo en el Teatro Presidente de San Salvador y al que solo se podrá asistir por invitación, participarán unos 40 artistas internacionales, entre los que destacan: Christopher Cross, cantante y compositor ganador de un Oscar, un Globo de Oro y cinco premios Grammy; el cantante español de flamenco Enrique Negri Heredia, y el cubano-estadounidense Jon Secada.

Reconciliación pendiente

Los Acuerdos de Paz entre el Gobierno de Alfredo Cristiani, un banquero derechista, y la guerrilla izquierdista del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) se suscribieron el 16 de enero de 1992 en el Castillo de Chapultepec, de la Ciudad de México.

Actualmente, el partido del FMLN  gobierna El Salvador desde 2009. Pero "el gran desafío en el país de cara a la celebración de los 25 años de los Acuerdos de Paz es la reconciliación nacional", señaló la víspera monseñor Gregorio Rosa Chávez, el segundo en jerarquía de la Iglesia local, en su homilía dominical.

El Salvador es hoy una sociedad polarizada, pobre y violenta, lo que impide el desarrollo económico y social que procure bienestar para toda la población, consideró la Iglesia católica, que tuvo más de 30 víctimas entre sus filas durante la guerra civil (1980-1992).

Rosa Chávez criticó el hecho de que El Salvador, pese a vivir en paz, es un país en el que ha crecido la pobreza y la violencia social. De acuerdo a cifras oficiales, El Salvador es uno de los países más violentos del mundo por sus altas tasas de homicidios, que en 2016 se situaron en 81 por cada 100.000 habitantes.

La guerra civil salvadoreña dejó más de 70.000 muertos, 8.000 desaparecidos y un millón de refugiados.  Uno de los mártires más simbólicos y emblemáticos de El Salvador es Oscar Arnulfo Romero, que era arzobispo de San Salvador cuando el 24 de marzo fue asesinado por un escuadrón de ultraderecha. Romero es beato de la Iglesia católica y actualmente está pendiente el proceso que le sigue el Vaticano para convertirlo en santo.

RML (efe, dpa)

 

DW recomienda